Variedades

La “niña”… sin mochila azul y desnuda


México/EFE
La actriz mexicana María Rebeca Alonso dijo que haber posado desnuda en la última edición de la revista Playboy en México le ayudó a descubrirse como una mujer sexy.
"Gracias a Playboy descubrí a una María Rebeca que no conocía. Cuando vi las fotos me pregunté si era yo, porque nunca me había visto así", indicó la actriz durante la presentación anoche de la revista a los medios de comunicación.
"Nunca me maquillo, y ver a esa mujer fue maravilloso. Fue estupendo ver ese lado sexy que nunca me había atrevido a sacar", añadió.
María Rebeca aclaró que tras 30 años de carrera no posó desnuda para una revista como Playboy por "publicidad", sino por "capricho".
Famosa desde muy atrás
Por otra parte, la actriz dio gracias al personaje que hizo en la película "La niña de la mochila azul" (1980), que le catapultó a la fama.
María Rebeca Alonso, hija de los actores mexicanos Irma Lozano y José Alonso, dijo que las fotos publicadas en la revista son un gran acierto en su carrera.
"Cuando se me caigan los dientes y sea viejecita podré decir: miren, salí en Playboy", bromeó la artista.
"Ahora acepto quien soy, estoy bien con mi entorno y conmigo. Hace tres años no lo hubiera podido hacer", dijo la actriz en referencia a su aparición en Playboy.
Destacó que la participación en las obras teatrales "Los monólogos de la vagina" y "Confesiones de mujeres de 30" le ayudaron a aceptar la propuesta de Playboy, pues sus textos hicieron "que creciera esa mujer interior que hay en mí".
Las alas del deseo
Las fotografías, tomadas por Diego Carballo, están inspiradas en una de las películas de su preferencia, "Las alas del deseo", (1987), del realizador alemán Wim Wenders.
Alonso inició su carrera en 1977 en la película "El niño y el tiburón", de Raúl de Anda, pero fue tres años después cuando saltó a la fama con la película "La niña de la mochila azul", basada en el éxito discográfico de la entonces revelación infantil, Pedrito Fernández.