Variedades

Detroit se pone las pilas y se lanza de lleno al mercado híbrido


Detroit, EU/EFE

Los fabricantes de automóviles estadounidenses aceleran sus planes para poner en el mercado versiones híbridas de sus vehículos y competir así con las marcas asiáticas en un terreno en el que han estado ausentes.
El mejor exponente es el fabricante General Motors que presenta en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica, celebrado en Detroit, las versiones híbridas de dos modelos convencionales, el Saturn Vue y el Chevy Tahoe.
General Motors ha anunciado que el Saturn Vue Green Line saldrá a la venta este verano y con el que rompe la ausencia del mayor fabricante de automóviles del mundo en el campo de la tecnología híbrida para el público en general.
GM quiere que el Vue Green Line --que mejorará el consumo en un 20 por ciento en comparación con la versión tradicional del mismo vehículo-- sea el SUV híbrido más barato del mercado con un precio de menos de 23.000 dólares para competir con el Ford Escape Irbid, el cual se ha convertido en un éxito de ventas a partir del pasado año.
El vehículo está dotado de un motor de 2,4 litros con tecnología VVT (Válvula de Apertura Variable) y una transmisión automática de cuatro velocidades, además del motor eléctrico que permite alcanzar consumos de 8,7 litros en ciudad y 7,3 en carretera.
El otro híbrido de GM, el Tahoe, es un vehículo más controvertido porque a pesar de utilizar la doble motorización gasolina/electricidad, el gigantesco SUV dotado con un motor en V8, sólo consigue ahorros marginales en el consumo de combustible.
Ahorros representativos
Pero GM asegura que el sistema híbrido, una vez en funcionamiento con el sistema de desactivación de cilindros Active Fuel Managment, puede conseguir ahorros de hasta el 25 por ciento en el consumo de combustible.
El Tahoe Hybrid está previsto que salga a la venta a finales del próximo año como modelo de 2008 aunque GM no ha anunciado la fecha exacta ni el precio previsto del vehículo. Mientras Ford está trabajando en su segunda generación de motorizaciones híbridas, tras el éxito del Ford Escape Hybrid y de su "hermano", el Mercury Mariner.
Bryan Olson, gerente de mercadotecnia del Escape Hybrid, señaló a EFE que el próximo año Ford pondrá a la venta su segunda generación de híbridos con la aparición de las berlinas Ford Fusion y Mercury Milan, así como del Mazda Tribute Hybrid.
"La segunda generación tendrá más potencia y menos consumo con respecto de los híbridos actuales", aseguró Olson.
Olson justificó el espacio de tres años entre la aparición del Escape Hybrid y los nuevos modelos de híbridos de la marca por las dificultades a la que se enfrenta el fabricante estadounidense con la cadena de suministro de componentes. Pero aseguró que es un problema inherente a una tecnología tan novedosa como la híbrida.
Estados Unidos los pide
El empuje de General Motors y Ford en el campo de los híbridos se debe al inesperado aumento de la demanda de estos vehículos en los Estados Unidos por el incremento de los precios de la gasolina, un mercado del que hasta ahora se han aprovechado las empresas japonesas Toyota y Honda. Pero Ford se ha comprometido a remediar la situación y el presidente de la compañía, Bill Ford, quiere producir para el 2010 alrededor de 250.000 vehículos híbridos al año y aumentar la venta de sus vehículos con combustibles alternativos, como el etanol.
La empresa de análisis del sector considera que los híbridos representarán el cuatro por ciento de las ventas de vehículos en Estados Unidos para el 2012.
General Motors también ha empezado a expresar deseos de ser el principal fabricante estadounidense de híbridos con la fabricación en los próximos cuatro años de 12 modelos, incluido el Cadillac Escalade, que saldrá a la venta el año próximo.
Ford y GM tendrán que disputar el segmento con Toyota y Honda. Toyota vendió en el 2005 alrededor de 100.000 híbridos --la mayoría la berlina Prius--, la mitad de los 200.000 híbridos comprados en los Estados Unidos el año pasado.
En Detroit, Toyota presenta la versión híbrida de su berlina Camry, el coche con mayores ventas en los Estados Unidos en los últimos años, un vehículo que sin duda contará con muchos adeptos entre los consumidores estadounidenses.
Y Honda tiene a la venta ya este año el Civic Hybrid, una familia de vehículos que se acaba de hacer con el título de Coche del Año en Norteamérica según la prensa especializada norteamericana.