Variedades

“Brokeback Mountain” vislumbra el Oscar en el horizonte


Los Ángeles, EU / EFE
La vía de “Brokeback Mountain” hacia los Oscar está libre de obstáculos ante la unanimidad de la crítica y los profesionales de Hollywood, quienes consideran esta historia de amor entre dos vaqueros como la mejor película del año.
El anuncio de los candidatos a esta estatuilla dorada aún queda lejos, el 31 de enero y más lejos aún está la entrega del galardón más codiciado de Hollywood a sus ganadores, el 5 de marzo.
Sin embargo, la opinión es unánime en favor de “Brokeback Mountain”, un filme independiente que apenas se proyecta en 484 salas en EEUU, pero que está presente en todas las listas de premios.
El más reciente espaldarazo lo dio el jueves el Sindicato de Actores con cuatro candidaturas, incluida la de mejor reparto -similar a lo que los Oscar llaman mejor producción- y el Sindicato de Directores, que incluyó al taiwanés Ang Lee en su quinteto de elegidos.
Además, la inusual historia de vaqueros aspira a siete premios en los Globos de Oro, llamados la “antesala de los Oscar”, porque suelen influir en las elecciones de la Academia. También está entre los elegidos por el Sindicato de Guionistas y el de Productores.
Nunca se sabe
En todas sus entrevistas, un relajado Lee insiste con razón en que con estos premios de Hollywood nunca se sabe.
“No sabemos qué esperar. Cuando comenzamos el rodaje asumimos que sería un estreno muy limitado”, subrayó Lee, conocedor de la controversia que podía traer consigo el cuento corto de Annie Proulx.
Su cautela también se basa en la experiencia. Lee logró en 2001 el premio del Sindicato de Directores por su “Crouching Tiger, Hidden Dragon”, galardón que desde su creación ha coincidido con el ganador del Oscar en 51 de 57 ediciones.
El director de “Sense & Sensibility” fue una de las excepciones y el Oscar de ese año fue para Steven Soderbergh por “Traffic”.
La misma incógnita se mantiene sobre el protagonista de “Brokeback Mountain”, el australiano Heath Ledger.
Este es el año de Ledger, con un lugar destacado en todas las listas mencionadas y críticas, como la del periódico “The New York Time”, que equipara su retrato del rudo vaquero homosexual a las mejores interpretaciones de un Marlon Brando o un Sean Penn.
“La magnífica interpretación de Ledger es un milagro”, asegura el crítico Peter Travers, conocedor de la irregular carrera de este actor, quien tras su descubrimiento como nuevo galán en “The Patriot” se hundió en filmes como “A Knight’s Tale” o “The Four Feathers”.
“Capote” le sigue…
Pero la competencia es sólida a la hora de llevarse la estatuilla. Por ejemplo, el trabajo por parte de Phillip Seymour Hoffman en “Capote” también cuenta con la admiración de la crítica. Ambos aspiran al premio del Sindicato de Actores, lo que les garantiza su candidatura en los Oscar: muchos de los 4.000 miembros de esta organización con derecho a voto también cuentan con el mismo poder de decisión entre los 6.000 miembros de la Academia.
De ahí que sean tan numerosas las ocasiones en las que los cuatro ganadores de los premios del Sindicato de Actores repiten su victoria semanas más tarde, cuando les llega el turno a los Oscar.
Ningún pronóstico es infalible en esta temporada de premios. El ejemplo más cercano lo dio en 2004 la victoria de Johnny Depp por “Pirates of the Caribbean” en el Sindicato de Actores y el Oscar de ese año a mejor interpretación masculina fue para Sean Penn por “Mystic River”.
Mientras la silueta de “Brokeback Mountain” se perfila con claridad en el horizonte de los Oscar, Lee disfruta de otra victoria más importante en su opinión, que es la recepción del filme en la taquilla estadounidense.
La película se proyecta en muchas menos salas que otras cintas que pronto pasarán al olvido, como son el estreno en EEUU de “Hostel” en 2.195 cines o “Grandma’s Boy” en 2.014. Sin embargo, su recaudación media por pantalla sigue a la cabeza del mercado, un éxito que va en aumento con la llegada de nuevos premios.
“La respuesta no puede ser mejor. Supongo que pusimos tanto amor en la cinta que el público la recibe con el mismo cariño”, resume Lee con mucha filosofía.