Variedades

Israel apoya crítica contra filme de Spielberg

* Señalan que tratar de hablar del conflicto israelo-palestino en algunas frases, es hacerle poco caso a un conflicto que costó tantas vidas y tantos años

Un alto responsable israelí respaldó a un diplomático de su país en Estados Unidos, quien afirmó que el último filme de Steven Spielberg, “Munich”, era “presuntuoso”, “pretencioso” y “superficial”, indicó ayer el periódico Variety.
Después de haber visto la película sobre la cacería de los responsables de la mortífera toma de rehenes de los Juegos Olímpicos de 1972, el cónsul general del Estado hebreo en Los Ángeles, Ehud Danoch, declaró que Spielberg había sido “presuntuoso” al meterse con el tema.
“Tratar de hablar del conflicto (israelo-palestino) en algunas frases (...) es hacerle poco caso a un conflicto que costó tantas vidas y tantos años. Es presuntuoso, aunque sea Spielberg”, dijo Danoch, en declaraciones publicadas el 9 de diciembre en el The New York Times.
Dos días después, el diplomático insistió en el tema en una entrevista para la radio israelí reproducida por el periódico israelí Haaretz, afirmando que Spielberg había dado prueba “de cierta pretensión” sobre el tema, tratado según él “de manera bastante superficial”.
Variety contactó al ministerio israelí de Relaciones Exteriores para saber si la posición de Danoch reflejaba la de las autoridades de su país.
No es crítico de cine pero lo apoyamos
“El ministerio de Asuntos Exteriores no es un crítico de cine”, le respondió un portavoz del Ministerio, Marc Regev.
Pero Gideon Meir, un alto responsable del Ministerio, indicó más tarde al periódico que Danoch contaba con el apoyo de su jerarquía. “Lo apoyamos. Normalmente, (Danoch) no necesita nuestro permiso para hablar a un periódico estadounidense (...) Hizo su trabajo y me habló antes de hacer declaraciones al New York Times”, dijo Meir, citado por Variety.
Historia de una cacería humana
“Munich”, un largometraje de gran presupuesto (70 millones de dólares) que se estrenó el viernes en Estados Unidos, cuenta cómo el servicio de contraespionaje israelí persiguió y mató a las personas tras el secuestro de atletas israelíes, el 5 y 6 de septiembre de 1972, el cual fue efectuado por ocho palestinos del grupo terrorista “Septiembre negro”.
La toma de rehenes acabó siendo una carnicería: murieron 11 israelíes, cinco palestinos y dos policías alemanes.