Variedades

El Oscar selecciona a sus candidatos más animados


Los Ángeles, EU/EFE -El Oscar a la mejor película de animación cerró ayer el plazo de admisión en una categoría en la que el último estreno de los estudios Disney, "Chicken Little", se quiere hacer hueco entre los miembros de la academia.
La primera producción de los estudios Disney realizada enteramente por ordenador llega este viernes a las pantallas estadounidenses precedida de una campaña publicitaria con la que ya se ha ganado el interés de los más pequeños.
Ahora le toca ganarse el favor de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para obtener el Oscar a la mejor película de animación, que desde la creación de la categoría ha sido esquivo con unos estudios conocidos durante años como la piedra de toque de los dibujos animados.
Según las reglas de la Academia, son necesarias entre ocho y quince películas de animación para mantener una categoría donde sólo tres cintas aspirarán a la estatuilla.
"Ahí es donde nos encontramos ahora", confirmó a EFE la portavoz de la Academia, Teni Melidonian.
El nombre de las candidatas no se dará a conocer hasta el próximo 31 de enero, junto con el resto de las aspirantes.
Dos fijas...
Sin embargo, de los tres huecos disponibles, todo apunta a que dos de ellos están ya ocupados por exitosos estrenos animados que cuentan tanto con el apoyo del público como de la crítica.
Se trata de "Tim Burton's Corpse Bride" y "Wallace & Gromit: The Curse of the Were-Rabbit".
Ambas películas están hechas con técnicas de animación foto a foto, proceso laborioso que se creía muerto o al menos moribundo desde los tiempos de "Los siete viajes de Simbad" o "Jasón y los Argonautas", clásicos de los años 50 y 60 del maestro en este medio, Ray Harryhausen.
"Ahora lo que se lleva, lo más popular, son las películas generadas por ordenador", aseguró a EFE el realizador de "Chicken Little", Mark Dindal.
Su afirmación está refrendada por la taquilla, donde desde el estreno de "Toy Story" en 1995, los filmes animados por ordenador han demostrado su poderío.
Esta técnica también ha dejado su huella en los Oscar, donde de las cuatro estatuillas concedidas hasta la fecha en esta categoría, tres han ido a parar a filmes de animación digital (popularmente conocidos como CGI o 3D).
Tan sólo "Spirited Away", del japonés Hayao Miyazaki, consiguió el Oscar en 2002 con una cinta de dibujos animados realizada a la antigua usanza, con papel y lápiz.
Claro que el filme también se impuso en su estreno a taquillazos como "Titanic", dado que en Japón tienen superado el estigma de que la animación es cosa de niños.
Miyazaki podría volver a aspirar al Oscar con su última película, también realizada en animación tradicional, "Howl's Moving Castle".
Otro posible contrincante son los estudios DreamWorks, a los que les gustaría repetir el éxito de "Shrek" con "Madagascar".
Pixar brilla por su ausencia
Los grandes ausentes serán los estudios Pixar, ganadores del Oscar con "Finding Nemo" y "The Incredibles" además del premio especial por "Toy Story", que en esta edición no tienen ningún estreno que incluir en la categoría.
Un hueco que no ha pasado inadvertido a los ojos de Disney, dispuesto a recuperar con "Chicken Little" ese lugar que durante tantos años mantuvieron en el campo de la animación.
"Más que el renacimiento de los estudios, creo que hablamos de encontrar nuestra propia voz en este nuevo campo", aseguró Dindal de una producción de 83 minutos en la que los estudios han invertido más de 100 millones de dólares sin contar la publicidad.
La crítica no duda del ímpetu con el que "Chicken Little" conquistará el corazón de los más pequeños con la historia de un pollito convencido de que el cielo se le viene encima.
El corazón de los académicos será algo más duro de roer.
"En última instancia, a ‘Chicken Little’ le falta la emoción, el nudo en la garganta", se lamenta la crítica de "The Hollywood Reporter", un detalle que impide que la cinta llegue a los niveles "sublimes" de "Toy Story" o "The Incredibles".