Variedades

De sexy terminadora a vampiresa

Después de ser una androide retorcedora de metales y lanzar rayos, ahora se transforma en una Dhampir caza vampiros, que blande su espada sedienta de venganza

Rafael Lara

Una belleza norteamericana de ascendencia noruega es la actriz y modelo Kristanna Loken, mejor conocida como la androide villana T-X de la película “Terminador 3: La Rebelión de las Máquinas”, ahora es la heroína vampiresa del filme “Blood Rayne”.
Aunque con anterioridad había trabajado en diversas series de televisión y algunas películas, Kristanna tomó relevancia con su inolvidable introducción en “T3”, cubierta únicamente por sus hermosos cabellos sueltos, dejando entrever su increíble cuerpo, que demostró ser una máquina mortal en la película.
De la TV a la fama
Nació en Nueva York, en 1979. Con una estatura de 1 metro con 80 centímetros, Kristanna Sommer Loken, de ascendencia noruega, siguió los pasos de su madre en el mundo del modelaje y después en la actuación desde los 15 años.
Debutó en 1994 en la serie “As the World Turns”, a la cual seguirían “Aliens in the family” y el drama con acción militar que se miró en Nicaragua titulado “Pensacola: Alas de oro”. Siempre para TV estuvo en “Mortal Kombat”, en “D.C.”, y fue protagonista en algunos episodios de “Lois y Clark: Las Nuevas Aventuras de Superman”, “Viaje a las Estrellas” y “Pacific Blue”, que también se transmitieron en la TV nacional.
Su primer largometraje fue de violencia pandillera titulada “Gangland” junto a los raperos Coolio y Ice-T, siguió la trama de terroristas de “Panic” y después “T3”, cinta que la puso en el mapa cinematográfico como la letal T-X, trabajando junto a Arnold Schwarzenegger en el 2003 y que le valió ser la número tres en la lista de las más sexy en la revista Maxim.
Su nueva película
“Blood Rayne” está basada en el video juego surgido en el 2002. La adaptación a la pantalla nos lleva al siglo XIX en Rumania. Kristanna es la joven Rayne, una Dhampir o sea una mujer medio humana medio vampira, fruto de la violación y posterior asesinado de su madre a manos de Kagan (Ben Kingsley), el Rey de los Vampiros.
Refugiada en un circo, descubre sus habilidades una noche cuando debe defenderse del hombre fuerte del show y prueba la sangre humana. Mientras su sed de sangre y atormentada por su nueva identidad, los cazadores de vampiros Sebastian (Matthew Davis) y Vladimir (Michael Madsen), de la Sociedad Brimstone, la persuaden para que les ayude a destruir al más poderoso de los vampiros: su padre.
Pero antes, su misión es encontrar los tres talismanes orgánicos: un corazón, un ojo y una costilla, forjados del ancestral vampiro Beliar. Amuletos codiciados por Kagan, pues le dará el poder que permitirá a los vampiros surgir y reinar sobre la tierra.
El reparto actoral
A Kristanna le acompañan también la actriz puertorriqueña Michelle Rodríguez, Geraldine Chaplin, Michael Paré, Billy Zane y el cantante Meat Loaf.
Esta coproducción de Estados Unidos con Alemania es dirigida por Uwe Boll, quien desde el 2000 ha realizado varias cintas de monstruos y fantasmas como “Alone in the Dark”, “House of the Dead”, “Blackwoods” y “Sanctimony”, trabajos que no se han exhibido en los cines de Nicaragua, aunque algunos pueden encontrarse en los videos de alquiler.