Variedades

Rommel nos entrega el corazón

El moreno que movía sensual las caderas y cantaba en Macolla es Rommel Ocampo, nombre que viene a enriquecer la música nicaragüense. Es un joven de 27 años con un interés definido: componer y cantar

Eunice Shade

Muchos conocen a Rommel Ocampo principalmente como integrante de la agrupación Macolla, pero en realidad él se inició desde que estaba en el colegio. Después vino el Coro Nacional, donde tuvo la oportunidad de cultivar y educar su voz.
Ya en la universidad, optó por Ingeniería Eléctrica, lo de artista no se podía quedar atrás, a pesar de que no se puede vivir cómodamente del arte y las oportunidades son contaditas, Rommel siguió con la música. No se puede ir en contra del corazón y Rommel junto a otros amigos, fundó y dirigió un grupo alternativo: Tabú. Ahí estuvo cinco años cantando trovas, son nica, rock, sin imaginarse que le esperarían otros cinco años cantando salsa, palo de mayo, pop, con Macolla. Y no crean que Rommel discriminó en algún momento los géneros musicales, al contrario, absorbió de ellos lo mejor para descubrir que lo suyo son las baladas y los boleros. “Ese es mi fuerte, eso me gusta”, nos dice.
Momentos importantes
Durante su trayectoria artística, Rommel ha tenido momentos importantes, como la vez que cantó a dúo con Franco de Vita, a principios de este año. Se dio el lujo de compartir una canción con el venezolano en medio del concierto y frente a cientos de nicaragüenses. Con Macolla estuvo a la par de Miyazawa, Chichí Peralta y Luis Enrique, el Príncipe de la Salsa.
Su primer reconocimiento lo recibió estando con Tabú en 1998, cuando ganó el primer lugar del premio Inter-universitario Alma Mater con una canción de su autoría, Escúchame. Y luego se llevó otro primer lugar en el Festival de la Canción Joven (2003) y en este año la Asociación de Artistas de Nicaragua lo reconoció como cantautor destacado.
Ahora, Rommel presenta su primer concierto con la invitación de que tomemos su corazón: Toma mi Corazón, Rommel, Mi primer concierto.
Un concierto de baladas y boleros, un concierto íntimo que incluirá las canciones más significativas en su carrera artística, tanto de su autoría como de Donato y Estefano, Alejandro Sanz y Enanitos Verdes.
Esa noche lo acompañarán diferentes artistas nacionales. Sus músicos de planta son los infaltables: Arnulfo Oviedo, Miguel Ángel Oviedo, Chepe Telcor, Pancho Cedeño, Jaime Hernández, Yader Rivera y en la lista de invitados especiales figuran Juan Solórzano, Fernando Escorcia, Raúl Martínez, Dúo Contrapunto y Grupo Tabú. Rommel cantará con todos ellos para nosotros.
¿Cómo fueron tus cinco años con Macolla?
--- La verdad es que estos cinco años fueron de aprendizaje, cinco años de tener un respaldo grande como la imagen de Macolla, cinco años de ser entregado al grupo, cinco años de relaciones de amistad con mis compañeros. Macolla es un grupo que me abrió las puertas como solista. Tuve la suerte de ser integrante de ellos.
¿Cómo es que integraste Macolla?
--- Recibí una invitación de Macolla a participar en el grupo y la pensé durante un año, porque yo más o menos tenía la noción de los sacrificios y responsabilidades que implica estar en un grupo. La pensé durante un año, ellos me esperaron y finalmente ingresé al grupo allá por noviembre de 2000. Y ahí empezó mi nueva faceta como uno de los cantantes de Macolla.
Y ahora, ¿por qué te sentiste motivado a ser solista?
--- Este proyecto lo tenía desde antes de estar en Macolla. Mis inicios como solista fueron en el colegio, (Maestro Gabriel) donde participaba en festivales culturales y así fui creando una trayectoria como artista desde chavalo.
Sabías que cantar era lo tuyo, lo traías en el alma, pero ¿te preocupaste por estudiar música?
--- Sí, claro, ingresé a la escuela de música, al Conservatorio Nacional de Música. Eso me condujo a integrar el Coro Nacional en 1993. En esos años aprendí técnica vocal.
Tu familia te apoyaba…
--- De hecho mi familia es una influencia musical. Vos preguntás por la familia de mi mamá, los Flores, de La Libertad, Chontales, y allá todo mundo sabe que cantaban boleros.
Tengo entendido que además de cantante sos compositor, ¿contás con material para grabar un disco con tus canciones?
--- ¡Uff! Tengo material para cinco discos, alrededor de sesenta temas, si tuviera las condiciones económicas…
¿De qué tratan tus canciones?
---- De todo un poco, tengo temas a la mujer, al amor, a la niñez.
Es extraño que no optaste por el rock, el son nica, la trova… ¿por qué lo romántico?
---- Es que esa faceta de rock y trova la viví cuando estaba en Tabú y le saqué provecho lo más que pude, y tuve que evolucionar con Macolla.
¿Pero qué fue lo que te hizo escoger las baladas o el bolero como tu género de expresión musical?
--- Descubrí que era lo mío. Yo he experimentado de todo: música coral, música lírica, experimenté son nica, música comercial, salsa, palo de mayo, de todo y decidí definirme con un concepto baladista y bolerista.
¿Cuántos jóvenes conocés en Nicaragua que se dediquen sólo a cantar baladas?
--- Pues no muchos, ninguno creo, es decir que canten sólo baladas o boleros no conozco. Conozco a algunos que combinan géneros, pero dedicados sólo a balada, no conozco.
¿Creés que le gustará al público?
--- Pues creo que sí, la balada lleva de todo un poco. Es flexible. Dentro de lo que se conoce como balada pop hay temas con influencias rockeras, corrientes alternativas, y eso me gusta. Me gustan las baladas de Los Enanitos Verdes. De hecho voy a cantar uno de sus temas en el concierto: El extraño de pelo largo.
¿No te da miedo que tomemos tu corazón?
--- No (sonríe). “Toma mi corazón” significa que voy a entregarle al público lo que yo quiero hacer como solista. Voy a entregarle las canciones que han tenido significado en mi trayectoria.
Tome nota:
Rommel se presenta el viernes 4 de noviembre en la Sala Experimental Pilar Aguirre, Teatro Nacional Rubén Darío. Hora: 7:00 pm. Entrada: 100 córdobas.
Apoyan a Rommel: Iniser, UNI, Canal 2, Alcaldía de Managua, Canal 12, Estesa, Hertz, Mistral, Danilos’Salon, Radio Romántica, Radio Universidad, Nueva Radio Ya, La Nueva Rumba, Libería D’Leo.