Variedades

La “Guerra de las Galaxias”: los entresijos de una saga mítica


PARÍS/AFP -Los Jedis han invadido la Ciudad de las Ciencias y la Industria de París, sobre la que planea la sombra del Imperio del Mal desde esta semana con la exposición "Star Wars L'Expo", dedicada a la saga cinematográfica de George Lucas.
Excepcional inmersión en el mundo esotérico de Lucas, "Star Wars L'Expo" presenta hasta el 27 de agosto próximo unos 150 objetos originales utilizados en el rodaje de las películas: maquetas, muñecos, elementos del decorado, dibujos, vestuario, etc.
Extractos de las películas proyectados en pantallas gigantes en las salas-etapas permiten recorrer los doce planetas de "La Guerra de las Galaxias", teniendo como telón de fondo sonoro la banda original de las películas.
Encontrarse frente a frente con Darth Vader, gigante con su armadura negra y su voz ronca, resulta una experiencia extraordinaria. Su hijo Luke Skywalker, héroe de las fuerzas del bien, no está lejos, con su sable láser. El robot R2-D2 recibe al visitante al lado de su amigo C-3PO.
Las naves espaciales legendarias para los cinéfilos del mundo también están allí, preparadas para lanzarse al espacio intergaláctico: el caza N-1 Naboo, de 10 metros de largo, el Podracer de Anakin. El asiento de comando del crucero de la Federación de Comercio espera a su piloto. Y el visitante puede verse a sí mismo en el puente de mando del destructor galáctico imperial.
30 de evolución de los FX
Los fans de la saga se codean con sus héroes, y descubren alrededor treinta años de evolución de los efectos especiales cinematográficos. En las graderías del estadio donde se desarrolla la carrera en uno de los episodios, puede verse que los miles de espectadores son sólo bastoncillos de algodón movidos por un mecanismo de ventilación.
El nacimiento de Yoda, el venerable maestro Jedi, es explicado en un pequeño documento: los maquilladores esculpen los trazos del rostro y fabrican la piel con espuma de látex. El oso Ewok está hecho de gomaespuma, algodón, piel sintética y cuero.
La exposición dedica también un espacio a la ciencia, con explicaciones sobre la física, la robótica, la planetología o la exobiología. Algunos textos en los que la seriedad no excluye el humor dan explicaciones sobre diversos fenómenos.
En los próximos meses, la Ciudad de las Ciencias de París organizará, en paralelo a la exposición, una serie de conferencias y de proyecciones de películas de ciencia-ficción.
La exposición hace las delicias de los fans de la saga, pero es también útil para los neófitos, que pueden comprender los mitos fundadores de "La Guerra de las Galaxias" y, más allá de ella, descubrir el universo del cine de ciencia-ficción.