Variedades

Password: una campanada de alerta


— Helena Ramos —

El cine centroamericano todavía es apenas un proceso;
intermitente, en el cual predominan documentales y cortometrajes,;
en una gran medida por razones económicas -la historia de;
siempre- pero también por falta de tradición y de escuela. ;


Sin embargo, los países de la región están incursionado en;
géneros cinematográficos mayores (en cuanto a la extensión y;
costos). No hace mucho Nicaragua filmó su teleserie "Sexto;
Sentido" y Costa Rica ha comenzado a producir largometrajes de;
ficción. Ahora podemos ver a uno de ellos, titulado "Password:;
una mirada en la oscuridad", en los cines de Managua (tal vez,;
decir "en los cines" es un tanto impreciso porque la cinta se;
proyecta en una sola sala, pero de todos modos, está disponible;
para el público).;


El director Andrés Heidenreich escogió para su debut en la;
pantalla grande un asunto tan atractivo como espinoso: el turismo;
sexual. Este problema es muy candente para Costa Rica, donde el;
desarrollo del turismo está acompańado de un crecimiento;
vertiginoso de este tipo de negocio-, y eso garantiza que la;
película despierte interés en personas y organizaciones;
interesadas en proteger a la nińez de esta clase de peligro. A;
la vez, el tema resulta extremadamente difícil de abordar sin;
caer en clisés melodramáticos.;


El argumento es bastante sencillo: Carla, una nińa de trece ańos,;
conoce en Internet a alguien que dice llamarse Peter, tener 12;
ańos y vive en Canadá... Entablan una amistad por chat y luego,;
Peter le comunica la gran noticia: sus padres vienen de;
vacaciones a Costa Rica, y él también vendrá para conocerla...;
Como era de esperarse, todo resulta una mentira y una trampa. El;
supuesto jovencito Peter es un tratante de blancas que secuestra;
a Carla y ni corto ni perezoso la pone a la venta en Internet,;
anunciando en inglés que la virginidad de la mercancía "está 100%;
garantizada". ;


El final no es precisamente feliz -o sea, no hay abrazos ni;
retorno al "hogar, dulce hogar"- pero tampoco trágico. Un término;
medio decoroso. La actuación de María Chaves, que interpreta a;
Carla, también es loable. La joven actriz no fuerza la voz ni;
afecta los movimientos, y resulta convincente en su sencillez.;
Los demás personajes resultan menos logrados, ya que los;
caracteres fijados por el guión son bastante simples, sin;
matices.;


Las escenografías son el aspecto más sofisticado del filme. Las;
penumbras rojizas, doradas o púrpuras que colman la pantalla son;
más convincentes que la propia historia, que tiene sus;
incoherencias y a veces es demasiado efectista. ;


Los críticos costarricenses seńalaron que en la vida real las;
muchachas ticas no se prostituyen por Internet, sino que son;
reclutadas en las calles o centros de diversión. Tampoco resulta;
necesario secuestrarlas. Todo sucede de una manera simple y;
eficaz: hay demanda de carne joven, por ende hay oferta, y los;
intermediarios se quedan con la mayor parte de los beneficios. ;
;
Además, me parece un tanto forzado el hecho que Carla tuvo acceso;
al fatídico chat únicamente porque su novio le dio la palabra;
clave -password, que da el nombre a la película- para que;
pudiera navegar en Internet. ¿Acaso no hay cibercafés en Costa;
Rica? Aquí abundan, al menos en la capital, y algunos tienen;
precios tan módicos que son relativamente accesibles aun para;
personas de escasos recursos.;


Parece que el objetivo principal de la película es didáctico:;
prevenir sobre los posibles peligros que asechan a los jóvenes;
en la red. Y es urgente que estén prevenidos, porque la;
informática llegó para quedarse y las tentaciones de Internet;
serán cada día más fuertes. En este sentido, el filme podrá tener;
su utilidad, y es positivo que el novel cine costarricense haya;
estado presente en el V Festival de Cine para Nińos y Jóvenes,;
que se celebró en Cartagena, Colombia, del 2 a 6 de octubre de;
este ańo. Así que, a pesar de los defectos de "Password", merece;
la pena verla.;