Sucesos

Padre adolorido exige justicia


— IVAN OLIVARES B. —

El seńor Roy Bushey viajó desde Puerto Cabezas hasta Managua para insistir en que no descansará hasta que los seis acusados por la muerte de su hijo, Jefrey, sean detenidos y condenados 30 ańos en la cárcel.;


Investigaciones policiales determinaron que el joven Jefrey Bushey fue asesinado por unos 30 pandilleros que lo atacaron en la madrugada del trece de agosto del ańo 2000, propinándole doce puńaladas y golpes contundentes en la cabeza, luego de lo cual procedieron a robarle sus pertenencias. Dos de los seis jóvenes tienen dos ańos de estar presos, pero los cuatro restantes son prófugos de la justicia.;


Bushey descarta la posibilidad de que la muerte de su hijo hubiera sido un accidente o siquiera producto del azar, considerando que los Ť30 antisociales, parásitos de la sociedadť que atacaron a su hijo, lo hicieron con el claro propósito de asociarse para delinquir, en una actitud que demuestra ventaja y premeditación.;


FUE POR ENVIDIA;


Para el adolorido padre, la causa de la muerte de su hijo fue la envidia, convencido de que el afán de superación que siempre demostró el muchacho y su dedicación al estudio, causaba la envidia de quienes a la larga se encargarían de acabar con su vida.;


Aunque el seńor Bushey no estaba en Managua al momento de ocurrir el crimen, contó que su hijo Ronald le dijo que lo que en realidad se celebraba aquella noche no era el cumpleańos de Indira, la esposa de Jefrey, sino simplemente la realización del combate De la Hoya-Trinidad.;


Rechazó la versión de un testigo, al decir que no es cierto que Ťmi hijo salió en busca de licor para seguir festejando el supuesto cumpleańos de Indirať, y se inclina por la versión de que el joven estudiante universitario salió a reclamar por las piedras que horadaban el techo de su casa, las que a su criterio, Ťhabían sido arrojadas para provocar[lo] y así cumplir su único y exclusivo objetivo de asesinarloť.;


Al insistir en que no descansará hasta que la justicia sancione con 30 ańos de cárcel a los seis acusados por la muerte de su hijo, Bushey instó a quienes sepan dónde están o quiénes son los prófugos de la justicia, que lo comunique a la autoridad competente para que sean detenidos y cumplan su condena.;


Recordó Ťel sufrimiento que hoy nos embarga a mi esposa y a mí... que tenemos 66 ańos de edad y varias enfermedadesť, con el agravante de tener un hijo asesinado al que Ťno volveremos a ver ni escuchar su vozť, Bushey pide a Dios Ťme dé fuerzas para seguir luchando y conseguir que la Ley encuentre a los otros cuatro asesinosť del fallecido.;


Finalmente, el cansado padre rechazó la versión que asegura que algún miembro de su familia en algún momento amenazara con acabar con alguno de los sospechosos o sus parientes, porque Ťsomos familia de pazť, reiterando que Ťlucharé y lucharé para que se haga justicia con los asesinos de mi hijoť.