Sucesos

Jurado de mujer que mató a policía


— LIZBETH GARCIA —

La inocencia o culpabilidad de Martha Lorena Lovo Salas será decidida por un jurado de conciencia hoy 29 de septiembre, pero desde ya el pronóstico es malo para la mujer, porque a juicio de su defensor, hubo pedimentos a favor de su clienta que fueron rechazados.;


Según el abogado defensor Oscar Carrión, aún faltaban muchas diligencias por hacer, puesto que solicitaron un nuevo peritaje del caso, pero la petición fue denegada en el Juzgado Quinto de Distrito del Crimen, que conoce la causa.;


Cabe recordar que un análisis de laboratorio realizado por la Policía reveló restos de pólvora en las manos de Lovo, quien supuestamente mató a su marido, Douglas González Berríos, el pasado primero de agosto, de un disparo en el abdomen, por lo que fue acusada por homicidio doloso.;


Pero Carrión cuestiona esa prueba en contra de su clienta, porque dijo que como el ahora occiso era policía, el resultado del peritaje policial no podía ser otro Ťporque un padre nunca va a hacer algo en contra de su hijoť en alusión al órgano policial y sus miembros.;


Indicó que el dictamen del forense no fue claro, por cuanto calificó la lesión que presentaba el cuerpo como propias de un homicidio, pero queda en el aire la clasificación del mismo: doloso o culposo. Por ello el abogado pidió una ampliación del informe, lo que fue denegado.;


No obstante apuntó que tratará de demostrar que su clienta no tuvo intenciones de acabar con la vida de su marido y que todo fue producto Ťde las intenciones obsesivasť que tenía el hombre por sostener sexo a la fuerza con Martha Lorena.;


Se recordará que entre la víctima y Lovo hubo una discusión el día de los hechos, porque el hombre quería obligarla a tener una última cita de amor. ;


Le dijo que fueran a tomarse unos tragos, lo cual ella no aceptó. Hubo un forcejeo, una pistola de por medio y un disparo, pero Martha siempre dijo que su marido se suicidó.;


Ramona Eugenia Lovo dijo ayer que tiene esperanzas y Ťfe en Diosť de que su hermana pueda salir bien librada del jurado de conciencia, lo que sería un regalo divino para los tres hijos de la acusada. ;


Dos de ellos, Eduardo y Gema Matamoros, de 17 y 16 ańos respectivamente, están viviendo solos en la vivienda que les dejó su madre en el barrio 19 de Julio y de la que podrían ser desalojados. Venden elotes para sobrevivir, pero Ramona dijo que ellos necesitan a la madre.;