Sucesos

Urge frenar ruedas asesinas

* Irresponsabilidad sube a las aceras * Dońa Olga deja cuatro hijas en la orfandad

— WENDY MERCEDES CHAVEZ —

La muerte de un ser querido es triste. Las lágrimas no se contienen y el dolor tan grande te invade martillándote los huesos. Este trago amargo lo viven las cuatro hijas de Olga García Cano, de 47 ańos, muerta el pasado viernes en un triple accidente de tránsito por la mala maniobra de Rafael Antonio Gómez Bravo, de 33 ańos, quien al parecer iba en estado de ebriedad.;


Desde las cinco de la madrugada Olga se levantaba en su casa de Villa Reconciliación, para ir al Mayoreo y comprar fruta fresca para venderla en la parada de bus que queda por la Shell Waspán, en el Kilómero 7 de la Carretera Norte y regresar a su casa entre diez y once de la noche. Solo que a las cinco y media de la tarde del pasado viernes ya no volvió.;


Olga junto con otra vendedora del lugar llamada Yolanda fueron las víctimas que cobró el fatal accidente, donde se vieron lesionadas cinco personas más, entre ellas Rosa Nohemí Cisneros García, de dos ańos, hija de Olga y que permanece en observación en el Hospital Lenín Fonseca. ;


Todo pasó rápido. El carro placa 031-636, corría por la norte cuando se le adelantó al furgón placa C-76449 de guatemala, el que para no chocar hizo una maniobra que descontroló su ruta subiédose a la cuneta y llevándose a todo los peatones que se encontraban en el lugar. El impacto fue contundente. Olga y Yolanda murieron instantáneamente.;


"No tenía quien le ayudara por lo que vendía para ganarse el pan de cada día para ella y sus hijas" asegura Concepción Lacayo García, vecina de la difunta Olga. "Ella era evangélica, con un carácter fuerte y un espíritu laborioso" recuerda María Teresa Jarquín otra de las vecinas que dice haber conocido también a Yolanda, pero al igual que la familia de Olga solo saben que era de Nueva Guinea por lo que su cuerpo permanece todavía en la morgue.;


"Más alla del Sol, más allá del Sol, yo tengo un hogar" cantaban en la vela de Olga, un canto triste que buscaba consolar a la familia pero que más bien hacía que se retorcieran de dolor y lloraran a gritos.;


Verónica de 21, Lissett de 12, Ivette de 8 y Rosa Nohemí de 2 ańos son las huérfanas que piden a la policía justicia. "Sólo queremos que la muerte de mi mamá no quede impune y que paguen por este crímen" decía entre sollozos verónica García la içhija mayor de olga.;


Por otro lado, María del Carmen García, hermana de la difunta exige al culpable del accidente que cubra los gastos del funeral, los del hospital y que indemnice a las hijas de Olga por que quedan al desamparo total.;


El presunto culpable Rafael Antonio Gómez Bravo, de 33 ańos, junto con el chofer del furgón, Juan Carlos ARtola Guevara de 20 ańos, están detenidos en la Estación 6 de la Policía y hoy pasarán a la orden del Juzgado Quinto Local del Crímen.;