Sucesos

Nińos pueden quedar "ciegos"


— —

El Ministerio de Salud preocupado por los múltiples casos de nińos que se presentan al Centro Nacional de Oftalmología lesionados por juguetes (pistolas) que disparan balines, hizo un llamado a los padres de familia a no comprar ese tipo de juguetes, ya que debido a ello, muchos nińos podrían quedar discapacitados por ceguera.;


La doctora Lissette Herrera, directora del Centro Nacional de Oftalmología, informó que en el centro se han atendido un total de 40 nińos, unos ocho casos diarios, presentando afectación en el campo visual del ojo.;


Los dańos que ocasionan estas aparentes pistolas de juguetes van desde lesiones leves, cuando solamente es el golpe, hasta dańos intraoculares que pueden tener consecuencias graves como hipema o hemorragia en la cámara anterior del ojo.;


Posteriormente una elevación de la presión intraocular, lo que puede desencadenar un glaucoma secundario y con el tiempo llevar a la ceguera.;


Otro de los traumas que pueden causar es dejar cicatriz en el ojo, lo que también causa pérdida de la visibilidad.;


En una visita esta mańana al centro Nacional de Oftalmología se constató que actualmente se encuentran tres nińos hospitalizados por presentar lesiones en la vista a consecuencia de la utilización de este tipo de juguetes.;


Los nińos proceden de los barrios Batahola Norte, René Cisnero, San Cristóbal entre otros.;


El medicamento requerido por los pacientes en su mayoría sin costo alguno por el Centro Oftalmológico siempre y cuando haya disponibilidad de los mismos.;


La mayoría de casos se presentan en menores que dicen no portan este tipo de juguetes pero fueron víctimas de otros nińos.;


Es importante conocer que el gasto a los que incurre el Centro Nacional de Oftalmología por paciente internado, anda por los 300 córdobas diarios.;


El Ministerio de Salud hace un llamado a los padres de familia a que cuando se presente este tipo de accidentes acudan inmediatamente al Centro Oftalmológico donde se les brindará la atención requerida pero sobre todo el llamado es para que los padres no continúen comprando juguetes que puedan ocasionar dańos severos en los menores.;