Sucesos

Clientes e ilegales sin energía eléctrica


— —

Una soberana grosería que demuestra lo que son Ťobras y no palabrasť, es la que sufren los habitantes del sector de los Envases Oso, en el barrio Acahualinca, donde desde el martes de esta semana se quemó un transformador y pese a que llaman a ENEL, allí sólo les responden con promesas o evasivas.;


Los pobladores llamaron indignados a este medio de comunicación, la tarde del viernes, porque deben alumbrarse con candelas y las calles se vuelven zonas de la delincuencia.;


Entre otras respuestas que les dieron en el teléfono 125, de emergencias-ENEL, está que el problema no corresponde a esa dependencia, sino a mantenimiento, cuyo número es el 2486256, donde supuestamente es responsable el ingeniero Raúl Pérez.;


Pero al hablar los afectados al último número, las amables operadoras responden que no enviarán cuadrillas de reparación a lo inmediato y explican que eso es porque Ťen ese barrio hay muchos ilegalesť. ;


Una parte de los afectados paga la tarifa mínima de energía eléctrica, porque ENEL no se digna en ponerles medidores y prefiere cobrarles de esa forma. De todas maneras, son muy pocas las casas que tienen más de dos bujías, una plancha y un televisor blanco y negro. ;


Otro porcentaje de los acahualinqueńos que están sufriendo la falta de energía, tienen medidores y pagan sumas estratosféricas, por un servicio deficiente que a cada momento falla. Los que tienen negocio son los que más pérdida reportan, en productos lácteos, carnes y otros que ameritan refrigeración.;


Ť¿Qué culpa tenemos los que pagamos, si ENEL no se preocupa por legalizar a la gente que se pega de forma ilegal?ť, preguntan los perjudicados, a quienes no les corresponde la labor de Ťconcientizarť a los ilegales. ;


Otra respuesta que recibieron de ENEL es que este viernes -ayer- llegarían las cuadrillas, pero además de reparar, Ťconvenceríanť a los ilegales para que paguen. Sólo ellos saben cómo lo lograrán.;


De todas formas, según los afectados, los de ENEL llegaron, pero a reparar unos transformadores dańados que se encuentran en el sector de la Casa Pellas. Tal vez Ťde reboteť llegan por los Envases Oso, eran los mejores deseos de los afectados. ;


Pero la gota que colmó el vaso de la paciencia de los perjudicados que viven al día en el sector, fue la última respuesta que les dieron en mantenimiento. Una voz masculina dijo: ;


ŤYa estamos trabajando en el sector. Hay varias cuadrillas y van a llegar hasta donde puedan, pero no les podemos garantizar que terminen hoy, por lo que volverían el lunes a trabajar, ya que el fin de semana, sólo atendemos emergenciasť, expresó el hombre del otro lado de la línea. ;


Al lunes, estas personas tendrían seis días sin energía eléctrica. Y los recibos llegan puntuales, al menos a los que pagan. ;


Los acahualinqueńos Ťen penumbrať, como se declararon estos denunciantes, preguntan si esto le estaría ocurriendo al doctor Arnoldo Alemán, al vice presidente Enrique Bolańos o a cualquiera de sus funcionarios. A la vez hacen un llamado para que los atiendan cuanto antes, ya que para ellos, es una emergencia no tener energía eléctrica desde hace cuatro días con sus noches.;