Sucesos

Si no tiene sexo, se quitará la vida


— KARLA CASTILLO —

Un jovencito que se encuentra bajo proceso por una violación;
frustrada y que estando en la cárcel Modelo ultrajó;
sexualmente a un compańero de celda, amenaza con suicidarse,;
si el Sistema Penitenciario no le consigue una prostituta o;
una detenida, para que tenga relaciones sexuales con él. ;


Luis Manuel Jirón Fonseca es el nombre de este muchacho, quien;
se encuentra recluido en la galería siete de la Modelo, que;
alberga a los menores bajo proceso o condenados por algún;
delito. ;


El recluso escribió una carta a sus familiares, en la que se;
despide y les pide perdón por el suicidio que supuestamente;
piensa cometer. Argumenta que lo hará porque se siente solo,;
abandonado, y que le aterra vivir encerrado entre cuatro;
paredes. ;


NO ESCUCHA CONSEJOS;


Al conocer las intenciones de Luis Manuel, funcionarios del;
SPN lo aconsejaron para que no atentara contra su vida, sin;
embargo, tres días después, éste se cortó los brazos. ;


Una funcionaria del SPN fue delegada para hablar con el;
muchacho, pero no logró obtener grandes resultados, porque él;
persiste en su idea autodestructiva. ;


Entonces el caso llegó a oídos del director nacional del SPN,;
William Fresch, quien orienta dar mejores condiciones de;
reclusión a Luis Manuel. "Lo andamos chinchiniando", afirman;
los oficiales del Penitenciario. ;


No contento con el mejoramiento de su encierro, Luis Manuel;
reincidió en sus cartas suicidas y esta vez, los funcionarios;
de la Modelo solicitaron ayuda a un par de evangélicos, para;
que le dieran charlas al muchacho. ;


HASTA LOS EVANGELICOS LE TEMEN;


Sin embargo, los religiosos desistieron de ayudar;
espiritualmente a Luis Manuel, porque se declararon;
"temerosos" de él. No aclararon a qué le temían.;


Luis Manuel habló con un jefe superior de la Modelo, a quien;
le contó que su ansiedad se debía a la falta de sexo, ya que;
tanto su familia como su novia lo habían olvidado en la;
cárcel. ;


Cabe seńalar que este muchacho está pendiente de enfrentar un;
jurado de conciencia, por una violación frustrada, y estando;
dentro del penal, abusó sexualmente a otro recluso, por lo que;
es considerado un reo de mucho cuidado.;


Lo más increíble que solicitó Luis Manuel le dijo al alto;
funcionario del SPN, que la solución para olvidar el suicidio;
sería que le llevara una prostituta y le pagara para que;
accediera a tener relaciones sexuales con él. ;


"Y si no querés pagarme la prostituta, entonces prestame a una;
de las presas que están aquí", dijo en tono suplicante el;
joven delincuente sexual al funcionario que lo escuchaba. ;


El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos -CENIDH-, en su;
visita por el último incidente entre reos jóvenes, el pasado;
martes, supo que hay 33 detenidos que manifiestan intenciones;
suicidas. De éstos, al menos quince son adolescentes. ;


Al CENIDH le preocupa que no hay psicólogo ni psiquiatra que;
atienda este tipo de casos, ya que según se conoció, a raíz de;
la llegada del seńor Fresch al Sistema, los especialistas en;
salud mental fueron retirados de la institución.;


El caso de Luis Manuel, aunque no es el único, tiene esos;
preocupantes detalles que provocan pensar en que es mejor que;
esté detenido, antes que salga a agredir sexualmente a las;
personas que estén a su alcance. Por supuesto que ninguna de;
sus exigencias pueden ser cumplidas y su única alternativa;
sería un tratamiento psicológico.