Sucesos

Asegura haber visto la muerte


— Benjamín Chávez y Félix Thomas —

Una joven viuda que decidió quitarse la vida con una pastilla Ťmata-ratasť por decepción amorosa, milagrosamente volvió de la tumba, para contar un increíble encuentro con la muerte, a la que describió como una Ťhuesudať alta, pelo largo y vestida de blanco, la que se paseaba cerca de su cama donde agonizaba.;


ŤLa Huesudať me quería llevar, parecía que de vez de caminar volaba, nunca me dio la cara, estábamos en un lugar oscuro, yo estaba tirada en mi cama agonizando, pero me acuerdo perfectamente de todo lo que ocurría a mi alrededor, dijo en exclusiva para el equipo de EL NUEVO DIARIO la viajera que regresó del más allá.;


Alexandra Maradiaga de 22 ańos de edad, originaria del Caserío ŤBeirutť, ingenio Monte Rosa, dijo que el jueves pasado en horas de la mańana le expresó a su marido, el policía Francisco Armando Espinoza que los modos del marido de su amiga Ana Francis eran Ťbien lindosť, entonces Francisco Armando le manifestó que ya no confiaba en ella.;


Esa frase de los Ťojos lindosť para otro hombre fue suficiente para que el celoso Francisco Armando tomara la decisión de cortar la relación con Alexandra, quien al sentirse que no podría seguir viviendo sin su ŤChicoť decidió tomarse una pastilla de matar ratas, la que le causó vómitos de sangre y posteriormente una terrible agonía con la que llegó hasta el hospital ŤEspańať de Chinandega.;


ŤVISITAť FUE EN SU CASA;


El extrańo viaje hacia lo desconocido de Alexandra, supuestamente ocurrió cuando permanecía tirada en la cama de su humilde casa de habitación del caserío ŤBeirutť, cuyo relato salido de labios de la mujer ha causado gran expectación en el sector de Chinandega, muy dado a los sucesos increíbles.;


Pero lo más dramático del regreso a la vida de Alexandra, es que desea hacer un tierno llamado de amor a su amado Francisco Armando Espinoza para que regrese a sus brazos. ŤNo puedo vivir sin vos amor de mi vidať, dijo entre lágrimas la, por cierto, agraciada joven que asegura haber sido visitada por la muerte cuando se encontraba en agonía.;


ŤLos pencones médicos del hospital Espańať, a como les llama Alexandra Maradiaga a sus salvadores, la rescataron de los brazos de la muerte, en una escena muy parecida al oleo que tiene en su oficina el doctor José Gutiérrez Pantoja, delegado de Gobierno en Chinandega.;