Sucesos

A la "caza" de supuesto homicida


— LIZBETH GARCIA —

Las autoridades policiales están a la búsqueda y Ťcazať, por orden judicial, de Ramón Edelberto Matus Serrano, quien supuestamente ultimó de un disparo a un hombre que Ťosóť enamorar a su mujer, en el bar Los Idolos, en Bello Horizonte el pasado 28 de julio.;


El supuesto homicida, para quien existe orden de captura desde el pasado primero de septiembre, está siendo buscado por las autoridades policiales en Carazo y Managua, lugares donde tiene familia y vivía respectivamente, según se conoció.;


Samuel Erick López González indicó que el 27 de julio, él llegó con su amigo Francisco Martínez Soriano al bar Los Idolos, para tomarse una media de ron.;


Pero entrada la madrugada del 28 de julio, un tipo, presuntamente Matus, que estaba sentado en una mesa frente a ellos, se levantó para darle una cachetada a Martínez, porque éste supuestamente había vuelto a ver a su mujer, por lo que luego Francisco se levantó de su mesa para reclamarle por el bofetón recibido.;


Fue entonces que, según López, Matus se armó una pequeńa discusión en la que salió a relucir una pistola automática de 45 milímetros, con la que supuestamente Matus, quien aparentemente es colaborador de la Policía, abría perseguido a los dos jóvenes hasta darle muerte de un disparo en el abdomen a Martínez en el parqueo del bar.;


Luego, presuntamente el homicida huyó en una camioneta crema placas 024-698, dejando a Martínez tirado en un charco de sangre. El herido fue llevado al hospital Roberto Calderón, donde falleció.;


ŤLa mujer de la discordiať, Cony Jeaneth Avendańa, dio una versión muy diferente al decir que el ahora prófugo Matus, apenas se había tomado seis cervezas el día de los hechos y reaccionó así porque López y Martínez la habían estado Ťacosandoť desde que llegaron al punto que, cuando se levantó para ir al bańo, le dijeron que estaba Ťbuenať.;


ŤNo sean irrespetuososť les habría dicho ella, pero supuestamente la siguieron molestando a tal punto que uno de ellos la seńaló con un vaso y le tiró un beso cuando su acompańante se fue a orinar, por lo que al regresar dijo: Ťqué creen estos payasos, que uno está pintadoť y les reclamó.;


Pero según ella fueron los dos jóvenes quienes que llegaron a discutir y retar a golpes a Matus a la mesa, con el consecuente sangriento final y por el que ahora está siendo juzgado en ausencia.;