Sucesos

Aunque se arregle queda en prisión


— LIZBETH GARCIA —

No le valieron arreglos de pago, porque le dictaron auto de segura y formal prisión a un cuidadano que para tratar de librarse de la cárcel, ofreció pagar los dańos en las dos cadenas que le había arrancado del cuello a su víctima.;


Gerardo José Cuarezma aceptó tácitamente su delito al decir en la declaración indagatoria que rindió en el Juzgado Primero del Crimen de Managua que había llegado a un acuerdo con Maribel Selva Cano. ŤLe pagué los dańosť dijo, pero igual ayer le leyeron la sentencia interlocutoria que lo mantendrá tras las rejas. ;


Selva denunció que el pasado 14 de septiembre caminaba por las cercanías del mercadito de Ciudad Sandino, con rumbo al supermercado, cuando sintió que era perseguida por un sujeto que en cuestión de segundos se lanzó sobre su bolso para quitárselo.;


La mujer, según la denuncia que rola en el expediente, se trenzó en una feroz lucha con el presunto delincuente que al ver que no podía quitarle el bolso le arrancó dos cadenas de oro que andaba en el cuello, valoradas en quinientos córdobas ambas.;


Luego el Ťarrebatacadenasť huyó corriendo, pero Selva le dio persecución y con la ayuda de dos vecinos de Ciudad Sandino logró capturarlo para luego entregarlo a la Policía, aunque días después ella firmó un documento legal diciendo que no se sentía ofendida por Cuarezma.;


Esto no sirvió de mucho, porque en los considerandos de las autoridades judiciales que ayer dictaron el auto de segura y formal prisión se explica que tanto el cuerpo del delito como la delincuencia del procesado quedó comprobado con las dos cadenas que le encontraron cuando lo agarraron in fraganti.;


Cuarezma, quien no se hizo cargo del delito (robo con fuerza) que le imputan cuando le leyeron la sentencia interlocutoria, tiene antecedente por homicidio frustrado y robo con fuerza. Por este último había sido sentenciado a prisión en 1997.;