Sucesos

Jurado se sustentó en prueba de sangre


— LIZBETH GARCIA —

Los familiares del policía Freddy Isaac Montalván creían que la Ťpesadillať terminaría con el jurado de conciencia, pero apenas comenzaba, puesto que el veredicto de culpabilidad resuena en sus oídos, recordándoles que éste podría ser condenado a más de dos décadas de prisión por violación y lesiones, por una ridícula prueba de sangre que no arrojó luces sobre quién depositó el semen y la saliva en la violada.;
Montalván fue procesado junto a los también policías Marcial Aguirre y Carlos López, por violación y lesiones en contra de una cocinera del complejo Ajax Delgado, a la que presuntamente habrían abusado el pasado cinco de abril, pero estos dos últimos resultaron inocentes. ;
Freddy Montalván Flores calificó como injusta esta sentencia contra su hijo, porque fue él quien dio aviso alertando a sus superiores sobre el crimen que vio se estaba cometiendo en la cocina, aunque Carlos López durante el proceso aseguró que fue él quien dio aviso sobre la presunta violación.;
No obstante, la víctima seńaló a Montalván como el que la violó, aunque también dijo que el día de los hechos hubo una tercera persona, a la cual no alcanzó a verle el rostro. Sólo reconoció a Montalván y a su novio Marcial con el que había tenido relaciones sexuales antes de la violación.;
PARA QUE NO LE PASE A OTRO ;
Pero para el acongojado padre, quien visitó END para exponer el caso Ťpara que no le pase a otro lo mismoť, esto no es suficiente, al igual que los análisis químicos practicados con la sangre y saliva de su hijo, prendas y ropas de la presunta abusada.;
Los análisis revelaron que los tres procesados tenían el mismo tipo de sangre (O positivo) y como en Nicaragua no se utiliza aún la técnica del ADN, sería díficil saber de quién era el semen y los espermatoziodes encontrados en la ropa interior y vagina de la violada. ;
Estas mismas pruebas revelaron que el semen y la saliva encontradas en las prendas de la ofendida eran compatibles o pertenecían a las de una persona con tipo de sangre O positivo, pero ¿cómo saber a cuál de los tres? se pregunta ahora Montalván Flores, quien aún no se resigna al resultado del jurado de conciencia que conoció el caso de su hijo.;
Por ello anunció que apelará la sentencia, puesto que los mismos representantes de la Procudaduaria de Justicia manifestaron, durante la vista pública, que no habían sufientes pruebas para inculpar a ninguno de los tres y que lo que existían eran presunciones.;
¿POR QUE NO LOS OTROS?;
Ahora, Montalván Flores carga consigo siempre un viejo artículo aparecido en la revista La Jornada, que sintetiza todos sus planteamientos alrededor del caso, llenándole de dudas e incertidumbres sobre porqué su hijo y no los otros.;
En el artículo, firmado por el magistrado Arturo Cuadra Ortegaray, indica que los jueces y los tribunales no deben juzgar la situacion influidos subjetivamente por la repugnancia del delito o fundados solamente por lo dicho por la parte ofendida y aquellos a quienes ella se los hubiere participado. ;
ŤEl consentimiento se presume, la violación al consentimiento es lo que requiere de prueba fehaciente. Se presume la inocencia del procesado y no la culpabilidad, así lo manda nuestra Constitucion Política.;
Es indispensable probar, sin lugar a dudas, la existencia del delito. También hay que probar que fue el procesado el que lo cometió. Si alguno de estos dos parámetros no aparece comprobado, no podemos condenar a nadie, ni tampoco ponerle auto de prisión so pena de incurrir en nulidades sustanciales. Las presunciones no bastanť dice el texto que carga Montalván Flores junto al expediente del caso de su hijo.;