Sucesos

"Chanchos Rojos" ya son historia


— LUIS ALEMAN (*) —

Un grupo de jóvenes, algunos integrantes de la temida banda de ŤLos Chanchos Rojosť, que operaban en las comunidades ubicadas sobre el kilómetro 21 de la carretera Masaya-Managua, se integraron a proyectos de desarrollo social promovidos por la hermana Carmen Lía Sirias, directora del colegio San Pedro Claver. ;


Los chavalos, de edades entre quince a veinte ańos, desarrollarán un proyecto deportivo, se integran a la educación de adultos como maestros y tienen en mente conformar micro empresas que generen ganancias, para que financien sus propio planes. ;


Según la hermana Carmen Lía Sirias, los jóvenes se agrupan porque no tienen alternativas de desarrollarse dentro de su comunidad. ŤSólo buscan quien los apoye, para ser alguien en la vida y no los califiquen como pandillerosť, destacó. ;


Informaciones policiales dan cuenta que la banda de ŤLos Chanchos Rojosť cometió muchas alteraciones al orden público, dańos a la propiedad y delitos contra las personas. ;


A estos jóvenes se les atribuye la golpiza que sufrió Fernando Guzmán Pavón, a quien atacaron cuando salió en defensa de su novia, la que era hostigada por los pandilleros. ;


ŤLa misma gente, con su desprecio, nos obligó a actuar de esa formať, asegura Willy Díaz, un muchacho que perteneció a esa agrupación juvenil, pero que ahora trabaja en la organización de proyectos que benefician a las comunidades que ellos mismos asustaban con sus acciones. ;


ŤQueremos borrar la imagen que la gente tiene de nosotrosť, asegura Díaz. Opel Murillo, otro de los miembros de la pandilla, seńala que no tenía un sitio para divertirse ni cómo estudiar, por lo que se reunía con varios muchachos a los que la gente culpaba de los problemas que ocurrían.;


Estos muchachos buscaron ayuda del colegio San Pedro Cláver y ahora no sólo construirán una cancha deportiva, sino que se están capacitando para ser maestros comunitarios, lo cual agradecen a COPROSA, un organismo de la iglesia católica.;


Son jóvenes con problemas económicos y sólo necesitan quién los apoye para integrarse a la comunidad, dijo la hermana Sirias. ;


El sub comisionado Erick Brenes, jefe de investigaciones policiales de la Policía de Masaya, reconoció que en esta ciudad, los grupos de jóvenes y adolescentes no actúan como las pandillas de Managua, pues más que todo se dedican a alterar el orden público y a manchar las paredes con pintas. ;


ŤHemos llamado a los jóvenes a que rectifiquen su comportamientoť, asevera el jefe policial, quien se declaró a favor de las organizaciones que apoyan a estos muchachos. ;


Opel Murillo al respecto dijo que su proyecto personal es ser un ingeniero mecánico, pero por razones económicas no pudo estudiar, al no contar con apoyo familiar. ;


Los jóvenes ahora integran un movimiento al que bautizaron como Grupo Juvenil 2000", tienen un equipo de béisbol, estudian en el curso sabatino del colegio San Pedro Cláver y dos de ellos están próximos a optar por becas para continuar sus estudios en la universidad. ;


Ahora ya no se organizan para dańar, sino para construir sus vidas y mejorar la comunidad. Este es un ejemplo a seguir por los otros jóvenes que están metidos en las pandillas. ;