Sucesos

Desmantelan clínica del mortal aborto


— MOISES GONZALEZ SILVA —

Norlan Santiago Palacios Prado, de treinta y seis ańos de edad, es el supuesto médico que practicó el aborto de la hoy occisa, la joven de 21 ańos Mildred Vanessa Jiménez Pavón, en una clínica clandestina de Bello Amanecer, un vecindario vecino a Ciudad Sandino.;


Palacios Prado se encuentra detenido en el Distrito Uno de la Policía enfrentando el cargo de mala práctica en perjuicio de la muchacha, dijo la Policía.;


En cambio, Julio César Castellón Romero, el dueńo de la farmacia Bello Amanecer y Clínica Médica 280, donde se realizó el aborto homicida, se encuentra prófugo y está siendo buscado por las autoridades del Distrito Uno.;


INCAUTAN INSTRUMENTAL;


En la clínica las autoridades policiales encontraron gran cantidad de equipos médicos que al parecer eran usados para realizar este tipo de Ťtrabajosť (abortos) desde hace un ańo, y también requisaron la cama donde los ejecutaban, estando ésta llena de sangre por todos lados, presentando completa insalubridad, dijo el teniente primero Germán Reyes, de investigación Criminal.;


Por su parte, Engels Castellón, hijo de Julio César Castellón Romero, dijo a EL NUEVO DIARIO cuando llegamos a la farmacia que su padre no es el dueńo del establecimiento, que es él, y que puede mostrar los documentos que lo acreditan como tal.;


Además dijo que su papá se fue de la casa, porque no es lo mismo que esté preso a que se pueda mover libre, y aseguró que Julio César le dijo que se va a presentar a la Policía de Ciudad Sandino en compańía de un abogado, porque en su clínica no se practican abortos.;


Seguidamente y en presencia de la empleada, nos mostró que la sangre que está en la pared de la clínica donde se realizó el aborto Mildred Vanessa, es de otras mujeres, porque ahí se practican muchas partos.;


Al mismo tiempo se contradijo diciéndonos que es cierto que el doctor Norlan Santiago Palacios Prado fue quien llevó a esa muchacha a la clínica, pero que les dijo que sólo le iba a realizar una inspección y no un aborto, que se dieron cuenta que había sido un aborto hasta que la muchacha murió.;


Otras informaciones que dio la Policía, es que los abortos ahí se estaban realizando por la cantidad de ochocientos córdobas, y que ya tienen vistas a cuatro mujeres que les fueron practicadas abortos en la clínica Bello Amanecer.