Sucesos

Hay que salvar a joven madre en coma


— BENJAMÍN CHÁVEZ R. —

El caso de la joven parturienta Ana Lucía Ramírez;
Bonilla, de 18 ańos, quien fue desahuciada por los médicos del;
hospital de León y milagrosamente se recuperó mientras su;
familia preparaba su vela, ahora es un drama, porque su vuelta;
a la vida normal pende de mucho dinero.;


Más o menos trescientos dólares es lo que necesita esta joven;
para hacerse un examen llamado Tomografía Axial Computarizada;
(TAC), dinero del que carecen sus padres, María Bonilla y;
Justo Ramírez, campesinos de la comarca El Tololar número 1.;


Ana Lucía a inicios de agosto dio a luz, gracias a una;
operación cesárea. Pero al dar a luz ella sufrió un infarto y;
quedó inmóvil, en estado vegetal. Su vida se ha complicado,;
mientras su nińo apenas tiene un mes de nacido.;


Es increíble el caso de esta muchacha, porque tras ser;
desahuciada por los médicos del hospital escuela de León, su;
familia se la llevó a "morir" a una finca. ;


Cuando el SILAIS (Sistema Integral de Atención Local a la;
Salud), de Chinandega, se enteró del caso, orientó su traslado;
al hospital Espańa, donde le hicieron una cirugía para;
conectarle al estómago, una sonda por la que actualmente se;
alimenta.;


Los padres de la joven escucharon en el hospital Espańa que a;
su hija le habían suministrado más anestesia de la necesaria,;
y habían actuado apresuradamente al diagnosticarle tres horas;
de vida, lo que motivó a sus padres a comprarle el ataúd y a;
velarla durante tres días con sus noches.;


LE PRONOSTICARON PARTO NORMAL ;


La médico Yolanda García, del Centro de Salud de Posoltega,;
dijo que Ana Lucía fue atendida desde el 18 de junio por una;
médico doctora de apellido Delgado. En su tarjeta de control;
prenatal se registra el pronóstico de un futuro parto normal,;
sin posibles enfermedades.;


García dijo que la joven fue trasladada con dolores de parto;
al hospital de León, porque así lo pidió, por lo que la;
familia pagó el gasto del combustible de la ambulancia.;


Según la médico García, el epicrisis del hospital leonés,;
seńala que la joven fue ingresada el cinco de agosto a la Sala;
de Labor y Parto, donde presuntamente sufrió una enfermedad;
llamada Hiperdinamia del embarazo, que se manifiesta en;
presiones altas y convulsiones, entre otros síntomas.;


A las 4:05 de la madrugada del seis de agosto, a la joven le;
hicieron una operación cesárea. El nińo nació bien, pero la;
madre sufrió un paro cardíaco. ;


14 DIAS EN HOSPITAL LEONES;


La joven pasó catorce días en el hospital de León, sin que las;
autoridades del MINSA de Chinandega se informaran sobre su;
estado. ;


Al final, los médicos la enviaron a morir a su casa, con una;
operación de Traqueotomía y sin medicinas. Hasta ese momento;
se percataron que la joven estaba grave. Al informar del caso;
a la médico Doris Juárez, de Chinandega, ella inmediatamente;
ordenó su traslado al hospital Espańa, de esa ciudad.;


La médico García confirmó que el SILAIS chinandegano le;
prometió a los padres de la joven enferma, hacerse cargo de;
los gastos médicos, lo que según ellos no se ha cumplido,;
porque además que gastaron su dinero en inyecciones, ahora el;
hospital Lenín Fonseca de Managua, hacia donde la trasladaron,;
les pide trescientos dólares para hacerle una TAC.;