Sucesos

"Bosque" eléctrico casi provoca tragedia


— KARLA CASTILLO —

Los últimos postes que sostienen los transformadores de la;
colonia Las Brisas, son el centro de una telarańa de cables;
ańadidos y remendados con bolsas plásticas que han puesto los;
usuarios ilegales, los que casi provocan una tragedia en un;
grupo de nińos que ensayaba el desfile de las fiestas patrias.;


La mańana del jueves, vecinos de Las Brisas y del barrio Los;
Martínez o Pantanal, se alarmaron por el cortocircuito que;
estaban haciendo los cables en las proximidades de la escuela;
Wisconsin, ubicada en el extremo norte de la colonia. ;


A esa misma hora, los nińos del colegio Wisconsin se;
encontraban en plena calle, ensayando un desfile en ocasión;
del día de la Independencia. ;


CABLES COLOCADOS IRRESPONSABLEMENTE;


Las vidas de los pequeńos estudiantes y las casas vecinas;
corrieron peligro en la medida en que los cables del;
vecindario fueron colocados irresponsablemente. ;


Por fortuna, una brigada de la Empresa Nicaragüense de;
Electricidad -ENEL-, se presentó rápido al lugar y evitó que;
los cables de los ilegales continuaran echando chispas e;
incendiándose. ;


Lo increíble de la situación es que aún sabiendo cuántas;
personas han muerto producto de descargas de cables;
electrificados, muchos vecinos de Pantanal se hicieron;
presentes en el lugar y casi impedían la labor de la brigada;
de ENEL. ;


Un nińo semi desnudo y descalzo, de nombre Michael, del que su;
hermanita mayor dijo que tenía cinco ańos, se apoderó del;
primer pedazo de cable que vio en el suelo y corrió raudo, no;
se sabe si por su inocencia o porque alguien le recomendó;
robarlo. ;


A NADIE LE IMPORTO MICHAEL;


La criatura bien pudo haber tomado una "línea viva" y caer;
carbonizado, sin embargo a ningún vecino le importó verlo;
jugar entre semejante peligro. ;


Al seguir a Michael, EL NUEVO DIARIO pudo constatar que una;
franja de la calle que conduce hacia el lago, era ocupada;
totalmente por una especie de bosque de cables remendados, los;
que eran precariamente sostenidos por postes desvencijados. ;


El "bosque" de cables que rozan el suelo y no pasan de la;
altura de una persona común y corriente, constituye otro;
peligro latente.;


Dońa Francisca Martínez, quien dice tener tres ańos de vivir;
en Pantanal, afirma que su barrio está dispuesto a;
legalizarse, siempre y cuando ENEL les dé buen servicio y les;
cobre "aunque sea" la tarifa mínima.;


De igual forma se pronunció Luis Novoa, habitante del barrio;
desde hace cuatro ańos, quien dijo temer que una desgracia,;
porque está consciente que las instalaciones que los vecinos;
hacen, no son más que una trampa para todo el mundo. ;