Sucesos

Jueza sobresee a sádicos y violadores


— KARLA CASTILLO —

Sometieron a una mujer ebria a la fuerza, le cortaron las;
partes íntimas con una botella quebrada, en un afán por;
despojarla rápidamente de la ropa, y luego la violaron. ;


Sin embargo, los tres autores de este atroz hecho fueron;
beneficiados con un sobreseimiento provisional, dictado por la;
juez Séptimo de Distrito del Crimen de Managua.;


La sentencia fue recibida con incredulidad por la jefa de la;
Comisaría de la Mujer y la Nińez del Distrito Cinco, capitana;
Guadalupe Obando, quien estimaba que con todas las pruebas;
remitidas, la juez iba a fulminar con auto de segura y formal;
prisión a los tres delincuentes sexuales. ;


SADISMO EN SU MAXIMA EXPRESION ;


El caso de una joven de 18 ańos, identificada únicamente como;
Eva, conmovió a todo el personal de la Comisaría, al saber que;
había sido ultrajada reiteradas veces, después que sufrió;
profundas heridas en sus partes íntimas, que le provocaron la;
unión del ano con la vagina.;


Los presuntos abusadores de Eva aprovecharon que ella;
deambulaba en estado de ebriedad en el mercado Central Roberto;
Huembes, una noche de comienzos de octubre.;


La sometieron a la fuerza para llevarla a un sitio oscuro,;
donde en plena oscuridad, no encontraban la forma de quitar la;
licra apretada que la joven vestía. ;


Uno de los sospechosos tomó una botella quebrada y con ella;
desgarró la licra y también las partes íntimas de Eva. La;
violaron los tres y luego la dejaron ir, pese a ver que ella;
sangraba profusamente. ;


EXCULPO AL QUE LE AYUDO;


Orlando Ampié Herrera, conocido como "El Concheńo", uno de los;
supuestos violadores, alcanzó a Eva y en un arranque de piedad;
la llevó al hospital Bertha Calderón, donde dijo que ella era;
su hermana. Eva escapó del centro asistencial y una semana;
después presentó la denuncia ante la Comisaría. ;


El único capturado fue Ampié Herrera, quien fue puesto a la;
orden del Juzgado Séptimo de Distrito del Crimen de Managua,;
pese a que Eva lo eximió de culpa en la Comisaría, quizás;
considerando su gesto de humanismo de llevarla al hospital. ;


La forense que examinó a Eva se mostró alarmada por la;
magnitud del dańo causado con la botella a la muchacha, por lo;
que alertó sobre el peligro de una posible infección, ya que;
la herida estaba abierta aún.;


El proceso judicial inició con todos los elementos aportados;
por la Comisaría, sin embargo existió la dificultad de la;
ubicación de Eva, ya que ella aparentemente fue a convalecer a;
casa de unos familiares en Ticuantepe. De modo que la afectada;
jamás se presentó al Juzgado a declarar, porque no recibió ni;
una citación.;


"Si nos hubieran enviado la citación a nosotros, habríamos;
hecho el esfuerzo de ubicarla... es una lástima que no va a;
haber justicia en este caso", lamenta la capitana Obando. ;


Ampié Herrera y sus supuestos compinches, los que están;
plenamente identificados en el expediente judicial, pero que;
nunca fueron capturados, ahora están favorecidos con un;
sobresimiento provisional.