Sucesos

Pleito en Juzgados por detención de "pandilleros"


— SERGIO AGUIRRE ARAGON —

Tremendo alboroto se armó en los pasillos de los tribunales de;
justicia de Managua, luego que un grupo de madres que tienen a;
sus hijos presos, acusados de lesiones graves en el Juzgado;
Quinto de Distrito del Crimen, se encontró con la parte;
acusadora, originándose una batalla verbal que duró al menos;
media hora.;


Portando una pancarta en la que demandan la pronta libertad de;
sus hijos, un total de ocho madres, acompańadas de familiares,;
llegaron a abogar por sus vástagos, a quienes según ellas, los;
tienen en prisión injustamente acusados de ser pandilleros y;
vagos.;


El clamor general de estas madres era el de que sus hijos son;
personas honradas, trabajadoras y de buena conducta, incluso;
una de ella dijo que su chavalo a pesar de padecer una seria;
enfermedad, fue arrestado en una redada que la Policía hiciera;
en el barrio San José Oriental, lugar donde ocurrió el delito.;


HASTA LE MUTILARON EL DEDO ;


En tanto, el seńor Luis Mendoza Hernández, quien es la parte;
acusadora, aseguró que a comienzos de octubre fue agredido por;
enfrente de su casa por los procesados, a quienes acusó de;
haberlo asaltado, golpeado fuertemente en la cabeza con un;
machete, le mutilaron el dedo pulgar de la mano y además le ;
desbarataron su carro.;


De igual forma, seńaló que los defensores de los indiciados lo;
andan denigrando ante la justicia y la comunidad, al repartir;
antecedentes penales suyos, de los cuales se negó a comentar,;
pero de los que asegura haber pagado con creces ante la;
sociedad.;


"Los abogados defensores comenzaron a manipular a la gente y a;
levantarla en mi contra, incluso con alto parlantes. Cómo;
serán que junto a estas seńoras vulgarearon al seńor juez;
Quinto de Distrito del Crimen, diciéndole que se había vendido;
y preguntándole que cuánto le había pagado yo", manifestó;
Mendoza.;


Finalmente, ańadió que a la Policía esta misma gente también;
los acusó de que "yo les había pagado diez mil córdobas por;
cada una de las captura que hicieron, lo que significan;
ochenta mil córdobas, lo que es más que un absurdo", resalta;
el denunciante.;