Sucesos

Taxista apela sentencia que lo condena


— SERGIO AGUIRRE ARAGON —

El taxista Pedro Orlando Brenes Ortiz se presentó al Juzgado;
Quinto Local del Crimen, para introducir su apelación a una;
sentencia en la que la judicial Juana Méndez le dictó tres;
ańos de prisión, por hallarlo culpable en el delito de;
homicidio culposo y lesiones.;


En el mismo fallo, también se condena a un ańo de prisión al;
ciudadano Julio Alberto García Urroz, conductor del hijo del;
presidente de la república, quien embistiera a gran velocidad;
el taxi de Brenes Ortiz, lo que arrojó como resultado la;
muerte de un pasajero.;


Como producto de este aparatoso accidente de tránsito,;
ocurrido propiamente en los semáforos del "César Augusto;
Silva", pereció el usuario del taxi Aminadab Rizo Rizo, pero;
irónicamente el fallo perjudicó de forma más severa al;
conductor Brenes Ortiz, quien terminó con una lesión cervical;
y su vehículo destruido.;


SENTENCIA LO CONDENA POR "EBRIO";


La sentencia de la juez se basó en que Pedro Orlando conducía;
en estado de ebriedad, según el peritaje y el resultado de los;
análisis de laboratorio realizados por la Policía Nacional, y;
que además, presuntamente, irrespetó la luz roja del semáforo;
a una velocidad promedio entre los cincuenta y sesenta;
kilómetros por hora, en una zona donde la Ley establece que;
sea entre 20 y 25.;


"Actualmente no se me ha dado ni un cinco para las medicinas,;
ni para la reparación de mi vehículo, que es el medio de;
subsistencia que tengo para alimentar a mi familia", subrayó;
el taxista.;


Ańadió que su esposa, quien tiene un trabajo como secretaria,;
es quien se está encargando de la manutención del hogar, en;
tanto, los costos de la medicina los ha tenido que resolver al;
crédito en farmacias, por medio amistades, cuyos montos;
ascienden hasta el momento a más de dos mil córdobas.;


VEHÍCULO QUEDÓ PÉSIMO ;


En relación a su vehículo, dijo que éste se encuentra en muy;
mal estado y que la reparación oscila entre los tres mil y;
cuatro mil dólares. "A pesar de que también el otro conductor;
fue encontrado culpable por manejar a una velocidad excesiva;
de 100 a 110 kilómetros por horas en esa misma zona, ni él ni;
los propietarios del vehículos han hecho algo por indemnizarme;
por lo menos con el cincuenta por ciento de todos los gastos",;
acotó el procesado.;


Por su parte, el abogado defensor del seńor Pedro Orlando,;
doctor Oscar Ruiz, expresó que en relación a la sentencia;
fallada por la judicial Juana Méndez, se está apelando en;
primer lugar porque su defendido no es el responsable del;
choque.;


"En segundo lugar, si bien es cierto, la juez Méndez falló en;
contra de los dos por los delitos de homicidio y lesiones;
culposas, luego a ellos les tienen que dar la misma sentencia,;
por tanto es injusto que a mi defendido le ponga tres ańos y a;
la otra parte sólo un ańo", indicó.;


Sobre los argumento que la judicial esgrimió en la sentencia,;
el doctor Ruiz dijo que ella se basó en que supuestamente su;
defendido andaba con aliento alcohólico.;


"No obstante, el aliento alcohólico no significa que andés en;
estado de ebriedad. Es más, el librito que uno compra para;
hacer las prácticas de manejo establece que de cero a quince;
grados es estado normal, de 16 a 30 ya es otro estado. En este;
caso, no se especifica el grado de alcohol, por tanto, la juez;
no puede afirmar si mi cliente iba en estado de ebriedad",;
seńala el abogado.;


Ańadió que la judicial asegura que don Pedro andaba de bar en;
bar, "es lógico si está prestando un servicio, puesto que anda;
trabajando, pero eso no significa que ande ingiriendo alcohol,;
incluso mi defendido fue claro al decir que se bebió una;
cerveza, lo que origina esta confusión", concluyó.