Sucesos

Si no es asesinato no creen en denuncias


— FRANCISCO MENDOZA —

Un seńor de 68 ańos de edad, originario;
de la comarca El Guabo número 2, fue agredido por varios;
elementos armados, quienes sin miramiento alguno le;
descargaron varios machetazos en el cuerpo. Pero su mala;
suerte no llegó hasta allí, porque cuando presentó la;
denuncia, tanto un policía como el juez no le creyeron, ya que;
ellos "sólo atienden asesinatos". ;


La agresión se produjo en el municipio de Waslala, cuando el;
campesino Ignacio Rodríguez, de 68 ańos, había salido en;
compańía de su hijo menor, de nombre José Delio Rodríguez;
Amador, hasta la comarca Kubalí, a buscar cómo comprar;
cuajadas y mantequilla para comer.;


Según don Ignacio, quien aún se retorcía por el dolor causado;
por las heridas, cuando ya venía de regreso con las compras,;
fue interceptado por varios sujetos, quienes en varias;
ocasiones ya lo han asaltado.;


Los delincuentes sin decir ni media palabra, comenzaron a;
cinchonearlo, hasta que uno de ellos le comenzó a dar "de;
filo", causándole una herida en el brazo derecho, una en la;
cabeza y un tercer filazo que le cortó un pedazo de la nariz.;


El pobre seńor, tendido en el suelo sobre en un charco de;
sangre, además fue salvajemente cinchoneado por los sujetos;
quienes poseídos por una fuerza demoníaca no cesaban en sus;
instintos sangrientos.;


Su hijo José Delio Rodríguez Amador tampoco se salvó de los;
endemoniados sujetos, y recibió una salvaje golpiza que le;
provocó vómitos de sangre.;


Los sujetos, además de herirlo y golpearlo salvajemente,;
también le robaron veinte libras de cuajada, cinco libras de;
mantequilla, cinco libras de carne de venado y dos chapas con;
tres dientes de oro.;


Según don Ignacio, estos mismos sujetos anteriormente le;
habían robado cuatro quintales de café, por lo que lo tienen;
"en la mira", además que le ofenden con palabras vulgares a;
sus pequeńas hijas.;


PROCESADOR POLICIAL QUIERE VERLO MUERTO;


Los familiares del humilde campesino, a lomo de caballo lo;
trasladaron hasta el centro de salud del poblado de Waslala,;
donde fue atendido de emergencia. Seguidamente se presentaron;
hasta el comando policial a denunciar a los agresores de su;
padre, a quienes lograron reconocer.;


Según el padre agredido y uno de sus hijos, el sargento de la;
Policía de Waslala, a quien identificaron con el nombre de;
Juan Ramón López Méndez, quien se desempeńa como procesador,;
les manifestó "que si lo viera muerto, podría creer que lo;
habían agredido".;


¿Cómo es posible que un agente del orden público se exprese de;
esta manera ante la gente humilde?, dicen los afectados.;


JUEZ LOCAL TAMBIEN LO RECHAZA;


Los afectados también denunciaron al juez local único de;
Waslala Alfonso Reyes, de tratarlos y humillarlos hasta tal;
extremo de manifestarle que los iba a mandar a sancionar, si;
seguían con sus denuncias.;


Los afligidos campesinos agregan que el juez Reyes les dijo;
que "a los ladrones y marihuaneros no hay que denunciarlos,;
porque también tienen derecho a ganarse la vida".;


El hijo de don Ignacio, de nombre Noel Rodríguez Amador,;
manifestó que él tuvo que dejar de estudiar debido a que en;
varias ocasiones fue agredido por estos mismos sujetos que;
hirieron a su padre, quienes en una de esas agresiones le;
"apearon" los dientes de una pedrada.;


PONEN DENUNCIA ANTE SUB COMISIONADA;


Don Ignacio, acompańado de uno de sus hijos, se presentó ante;
la sub comisionada Erlinda Castillo Chévez, de relaciones;
públicas de la Policía Nacional de este departamento, quien;
recepcionó todos los datos presentados por los ofendidos.;


Asimismo se conoció que el sub comisionado Guillermo;
Cantarero, responsable de asuntos internos de la Policía;
Nacional de la región, se comprometió a realizar las;
investigaciones del caso y tomar las medidas respectivas en;
contra del policía.;


Los campesinos manifestaron que existe una gran diferencia;
entre la atención que les prestó la sub comisionada Castillo,;
comparada con la forma a que fueron tratados por la Policía de;
Waslala.;


De igual forma agregan que como su caso existen muchos en el;
municipio de Waslala. En los próximos días enviarán una carta;
a las autoridades policiales y a los medios de comunicación,;
en donde pedirán la destitución o cambio del procesador y el;
juez de Waslala, quienes se mofan y humillan en lugar de;
ayudarles, como es su deber.;