Sucesos

Quiebran tenebrosa red de secuestradores


— FRANCISCO MENDOZA —

Las bandas de secuestradores que operan en las profundidades montańosas del departamento de Matagalpa, pensaban pasar una Navidad con abundante dinero en los bolsillos, pero parte de ese plan se vio frustrado por un fuerte operativo montado por la Policía Nacional de este departamento, que capturó a cuatro delincuentes y recuperó 203 mil 500 córdobas, de los 600 mil que habían recibido por el rescate de una víctima.;


Seis elementos armados con fusiles Ak y G-3, cubiertos los rostros con máscaras y vestidos de verde olivo y camufle, secuestraron a las nueve de la mańana del pasado 19 de noviembre, al joven Jorge Daniel Blandón Centeno, de 17 ańos de edad, hijo del productor matiguaceńo Jorge Adolfo Blandón Gadea, de 42 ańos de edad. Por la libertad del joven, los antisociales pedían 600 mil córdobas.;


El secuestro se produjo en la comarca Cebadilla, del municipio de Matiguás, cuando los seis antisociales interceptaron un camión propiedad de la familia Blandón, quienes de inmediato procedieron a bajar a todos los ocupantes del vehículo. Apartaron a Daniel y manifestaron al resto de pasajeros que se trataba de un secuestro.;


Los antisociales agarraron al ayudante del camión, de nombre Marvin Aráuz y le entregaron un documento en donde manifestaban que su objetivo era secuestrar al padre del joven, pero al darse lo contrario, le manifestaban a los familiares que tenían secuestrado al hijo y que debían pagar 600 mil córdobas por su libertad.;


DEJARON TODO INDICADO ;


En la nota enviada a los perjudicados por el secuestro, los delincuentes les daban una serie de indicaciones en la que manifestaban que el dinero tenía que ser enviado en billetes de cien córdobas, el cual tenía que ser llevado por el seńor Víctor Blandón, abuelo del plagiado. el que tenía que salir por la carretera rumbo a la comarca el Jobo y después a cerro Colorado, donde un grupo de armados los iban a estar esperando entre la una y dos de la tarde del día lunes 23.;


Los secuestradores también ordenaban a los familiares de Blandón que no dieran parte a la Policía Nacional, al Ejército y mucho menos a los medios de comunicación, porque de lo contrario, al no cumplir con esta ordenanza, ellos asesinarían a su víctima.;


Los familiares, por temor a que el joven fuera asesinado, pidieron el auxilio de la iglesia católica en Matiguás, cuyos representantes brindaron todo el apoyo necesario para ayudar a los perjudicados.;


Por su parte, la Policía Nacional que conoció del caso a travez de sus fuentes, comenzó a montar un operativo en contra de los secuestradores, quienes enviaron otro documento a los familiares de su víctima, redactado por el propio secuestrado y enviado con el mismo ayudante del camión Marvin Aráuz.;


El documento elaborado por el plagiado le manifestaba a su padre que lo habían secuestrado y que pedían 600 mil córdobas por su rescate con vida, lo que tenía que entregar el lunes 23 de noviembre y sino lo matarían. Ellos no aceptan un reencuentro, debe cumplir con lo que piden, el dinero debe ser enviado en el mismo camión en el que lo habían secuestrado.;


Los familiares comenzaron a reunir todo el dinero exigido por los antisociales y el lunes, a las diez de la mańana, el botín fue entregado a los secuestradores, quienes utilizando una táctica para borrar la pista donde se encontraban, no liberaron a su víctima al momento de recibir el dinero sino que ocho horas después.;


APARECE VIVO Y POLICIA ACTUA ;


A las ocho de la noche, el joven apareció en el puente de Bilwas, en compańía de otro ciudadano que lo llevaba a entregar a sus familiares. Es en ese preciso momento que la Policía comienza a echar a andar el operativo que tenía montado en contra de los delincuentes, por lo que comenzaron a poner retenes por todos los lugares más estratégicos, para lograr la captura de los secuestradores.;


En el transcurso del secuestro, del jueves al lunes 23, la banda no se quedó con las manos atadas esperando el dinero por el rescate de su víctima, sino que cometieron dos robos con intimidación, golpearon y despojaron de dinero a sus víctimas hasta por la suma de seis mil córdobas.;


Todos esos crímenes cometidos por los delincuentes, indicaron a las autoridades policiales el lugar por donde se estaban movilizando, lo que facilitaba montar con exactitud el plan que estaban desarrollando en la zona de Azanco municipio de San Ramón.;


CAPTURA VIOLENTA ;


El martes, la Policía logra capturar en un retén, a eso de las seis de la tarde, a Denis Galeano Cornejo, alias "Johnny", Erlin Tolentino Galeano Villagra, alias "Delta-2", José Antonio Aguirre Zamora, alias "Chino-4" y César Aguirre Zamora alias "Matagato", quienes iban en compańía de otros tres elementos que se dieron a la fuga.;


La captura se realizó en el empalme San Ramón, de una forma violenta por la resistencia que estaban ofreciendo los antisociales, lo que fue aprovechado por los otros tres para darse a la fuga.;


Allí se les recuperó 161 mil córdobas, pero el miércoles se montó un operativo en la finca ubicada en Buena Vista, comarca el Horno, municipio de San Ramón, propiedad de Denis Galeano Cornejo "Johnny", donde se ocupó 42 mil 500 córdobas, dinero que estaba metido en un barril, escondido en maíz.;


Además de los 203 mil 500 córdobas ocupados por la Policía, también se recuperó un fusil Ak, un G-3, cinco focos de mano, un radio receptor para monitorear si los familiares habían dado parte a los medios de comunicación, una mochila Jungla, dos uniformes camuflados, cuatro mudadas civiles, dos mecates, tres gorras, cuatro varas de plástico negro, cuatro máscaras, dos sábanas, dos magazines para Ak, un magazín para G-3, una cartera, un espejo y proyectiles a granel para ambos fusiles.;


FUERON DE LA RESISTENCIA ;


Los cuatro capturados por la Policía Nacional, fueron miembros de la Resistencia Nicaragüense, quienes en ciertas ocasiones manifestaron a su víctima que eran miembros del Ejército y que el dinero que estaban cobrando era para el capitán y que ellos sólo iban a tener derecho a una pequeńa parte, además portaban insignias y condecoraciones utilizadas por el EN.;


Todos ellos se desmovilizaron entre los ańos 90 y 92 y hasta el momento del secuestro y posterior captura, habían cometido seis robos con intimidación en perjuicio de varias personas que se movilizaban en la comarca El Horno.;


César Aguirre Zamora presentaba el carnet de desmovilizado número 1911037, mientras que Denis Galeano Cornejo portaba el carnet 515689, quien ingresó a la contra en 1982 y llegó a ser el jefe del comando "15 de septiembre", cargo que ocupó hasta que se desmovilizó, cuando le entregaron dos fincas.;


Antonio Aguirre Zamora, alias "Chino-4", fue miembro de la Guardia Nacional y salió en libertad en 1982, para luego trasladarse a Honduras, donde se integró a la Contra y fue el jefe del comando San Jacinto.;


Después de su desmovilización trabajó en ENITEL y el Ministerio de Gobernación, por lo que, según la Policía Nacional, todos son personas que tienen una buena preparación y táctica militar para ejecutar estos operativos.;


Uno de los capturados manifestó a los medios de comunicación, que en la finca de "Johnny" fue el lugar donde se planificó todo el plan para ejecutar el secuestro, donde el "Chino Managua", entre otros dos montaron toda la estrategia para realizar el operativo, mientras que los otros integrantes de la banda sólo participaron en la acción militar.;