Sucesos

Nińa podría recuperar la vista


— —

De los siete ańos que ha vivido, la pequeńa Ana Lucía Galán;
Larios apenas ha podido ver durante seis meses. ;


Según su mamá, dońa Juana Mercedes Larios, la nińa podría;
recuperar la vista si la someten a un doble trasplante de;
córnea, tal como se lo diagnosticaron hace más de seis ańos. ;


Dońa Juana dice que cuando Ana Lucía tenía seis meses, la;
llevó al hospital Bertha Calderón -en ese tiempo allí estaba;
localizada la especialidad de Oftalmología- por lo que ella;
consideraba era un "resfrío en los ojos". ;


Entonces los médicos que trataron a la tierna le aplicaron un;
medicamento directamente en los ojitos, sin embargo, después;
dijeron que se habían excedido en dosis y le provocaron serias;
quemaduras. Desde entonces la nińa es no vidente. ;


Desesperada por la tragedia ocurrida a su hijita, dońa Juana;
pidió más explicaciones y, en aquel entonces, los médicos le;
insinuaron que la pequeńa podría sufrir de cáncer. ;


"Yo me enojé porque me dijeron que tendrían que sacarle el;
ojito que la nińa tenía inflamado, y por eso la saqué del;
hospital. Al tiempo se desinflamó, pero los dos ojitos le;
quedaron hundidos", relata la seńora Larios. ;


Hace dos ańos tuvo la oportunidad de curar a la pequeńa, pero;
después de pasar consulta y abrir expediente en un hospital;
privado, donde la atendería un médico altruista, dońa Juana;
sufrió el robo de los documentos en una ruta de bus, por lo;
que ya no volvió a hacer el contacto. ;


Recientemente, a través de EL NUEVO DIARIO, dońa Juana pidió;
ayuda para la manutención de la nińa, ya que quedó sin el;
sustento al perder la mercadería que vendía. Un lector piadoso;
le envió una ayuda de cien córdobas en efectivo, los cuales;
fueron entregados ayer a la nińa Ana Lucía. ;


Por este medio, dońa Juana solicita ayuda médica para que su;
nińa recupere la vista. A ella se le puede contactar donde;
vive su papá, don Francisco Larios, en el barrio Macaralí,;
reparto Schick, de la estatua de René Schick cuadra y media;
arriba, casa D-62.