Sucesos

Lío por alfombras "persas" en juzgados


— MARIO MAIRENA MARTINEZ —

Una alfombra original de la antigua Persia (hoy Irán) tiene un;
valor aproximado a los 17 mil dólares; sin embargo, varios;
portugueses, aprovechando el libre mercado, llegaron a nuestro;
país a vender copias a precios inferiores y hoy son procesados;
en el Juzgado Séptimo de Distrito del Crimen por presunta;
estafa.;


Los presuntos estafados afirman haber creído que adquirían;
alfombras persas a precios que andaban por los 555 dólares;
cada una, pero cuando fueron informados por conocedores de la;
materia que eran imitaciones, denunciaron a los portugueses;
que fueron detenidos en el aeropuerto "Augusto C. Sandino",;
cuando estaban por salir del país.;


NUEVE DETENIDOS ;


Nueve fueron los detenidos, siendo éstos, Ilizabeth Parrera;
Fernández, Joao Carlos Rubio, Luis Felipe Rosa Vicente,;
Guillerme Vicente Vicira, Emigdio Tórrez Vicente, Antonio;
Nunez Cabezas, María de Jesús Rodríguez, David Asunción;
Soarez, Mario Monteiro Lima. De ellos, el único que es;
procesado en ausencia es Orlando Camilo Méndez con lo que;
suman diez los indiciados.;
;
Del número mencionado, los supuestos estafadores sólo han;
identificado a Guillermo Vicente Vicira, Emigdio Tórrez y Luis;
Felipe Rosa Vicente, de quienes, aseguran, escogieron zonas;
residenciales y comercio para andar ofreciendo las alfombras;
como que fueran originales de Persia.;


LA CADENA DE COMPRADORES;


La primera denuncia recepcionada por la Policía fue de la;
seńora Aída Patricia Frech Zablah, administradora de la;
Distribuidora Nacional (DINSA), quien dijo que Orlando Camilo;
Méndez llegó a su empresa a ofrecerle las alfombras como que;
fueran originales de Persia, "hechas a mano y de seda".;


La licenciada Frech afirma que convencida que las alfombras;
venían del Oriente Medio, le compró nueve al portugués que se;
le identificó como Orlando Camilo Méndez, totalizando un;
precio de cinco mil dólares, con lo que cada alfombra salía a;
un precio de 555 dólares.;


"Días después, se enteró a través de su hermano Sucre Frech;
que las alfombras no eran persas originales, ni que eran;
hechas a mano, por lo que se fue a denunciar al vendedor que;
supuestamente la engańó", se lee en el informe enviado a los;
juzgados desde la Estación Cinco de la Policía Nacional.;


CUATRO EN LAS SIERRITAS DE SANTO DOMINGO;


La otra compra fue hecha por la seńora Ana Clemencia Alvir;
Vílchez, quien fue visitada por dos personas que también se le;
identificaron como portugueses vendiendo alfombras originales;
de Persia. "El marido de la seńora Alvir Vílchez entró en;
negociaciones y terminó comprando 4 alfombras, dos grandes y;
dos pequeńas, por 2 mil 500 dólares".;


De todas éstas la mayor compra fue la que realizó el seńor;
Mauricio Martín Abarca Ayala, del establecimiento "FABRIX", el;
que creído que le estaban ofreciendo alfombras traídas del;
lejano Irán, compró 19 en 5 mil 300 dólares, por lo que la;
promoción fue de 278 dólares cada alfombra.;


"Es de mencionar que existen otras personas perjudicadas por;
el grupo de individuos", seńala la documentación que llegó al;
despacho de la juez Adda Vanegas Ramos, donde los procesados;
argumentan que vinieron a nuestro país a vender copias, ya que;
si hubieran llegado con originales nadie se las hubiera podido;
comprar porque son muy caras.;


Cabe mencionar -ańade el informe policial- que el ciudadano;
Mauricio Abarca Ayala al darse cuenta que las alfombras no;
eran originales, se dirigió al hotel "Euro" a reclamar al;
vendedor, el cual le regresó su dinero.;
;
PORTUGUESES SE DEFIENDEN;


Guillermo Vicente Vicira, de 32 ańos, uno de los indiciados;
alegó inocencia en el Juzgado Séptimo de Distrito del Crimen;
asegurando que lo que él andaba vendiendo eran alfombras de;
algodón con diseńo persa con precios que oscilaban entre los;
250 a 360 dólares, dependiendo del tamańo.;


De las declaraciones de los supuestos ofendidos, una es la que;
llama la atención por cuanto se asegura que hasta hubo una;
prueba con fuego para comprobar si las alfombras eran;
originales de Persia. Esta prueba fue hecha en la casa de la;
seńora Ana Clemencia Alvir Vílchez.;


"Yo estaba en mi casa con mi esposo Alejandro Gurdián cuando;
se presentaron dos personas diciendo que vendían alfombras;
persas hechas a mano y de seda", relató, "al principio dijeron;
que el precio de una alfombra era de seis mil 500 dólares,;
pero como ellos dijeron que iban de viaje ese día se comenzó;
la negociación", explica la seńora Alvir.;


Indicó que como prueba de que las alfombras eran originales,;
los vendedores le pusieron la llama de un encendedor a una de;
ellas y como no agarró fuego, les dijeron a ella y su marido;
que estaban frente a un producto elaborado en Irán. "Si no;
agarraba fuego significaba que era original", apuntó.;


Dońa Ana Clemencia dijo que si no ha sido porque el seńor;
Fabricio Conti, un conocedor de la materia, les dice que las;
alfombras no eran originales, no hubieran puesto la denuncia,;
no sin antes comprobar con fuego que realmente las alfombras;
se derretían. "Agarré un hilo y lo que me quedó fue una bola;
de plástico", seńaló.;


;
En los juzgados, uno de los denunciantes expresó que lo que;
más le duele es haber sido supuestamente estafado por un;
extranjero. "Si hubiera sido un nicaragüense tal vez lo;
hubiera dejado pasar, pero fue un extranjero y eso no lo;
perdono", exclamaba después de ver el expediente 1258-98 donde;
está se denuncia.;