Sucesos

Al rescate de 700 miskitos

*** S.O.S. a barcos británicos, pero no hay condiciones de vuelo *** Una fragata inglesa se acercará para acortar distancia a helicópteros *** Nave nacional encabeza para cubrir disposición constitucional

— JOAQUIN TORREZ A. —

Quién sabe como habrán hecho, pero al final lograron;
transmitir su seńal de socorro. Las lluvias provocadas por el;
huracán "Mitch" y el desborde del Río Coco, les destruyeron;
las más de 130 casas en que vivían en la comunidad Siksayari,;
población miskita fronteriza con Honduras. ;


Ubicada a 150 kilómetros al Oeste de Cabo Gracias a Dios, esta;
comunidad fue arrasada totalmente por las crecidas del Río;
Coco. Sus más de un mil pobladores se dispersaron por las;
zonas aledańas huyendo de las aguas, otros murieron. Pero;
varios de ellos lograron aferrarse a su esperanza de vivir, en;
los cerros y pidieron auxilio, al aire.;


Habían más de 700 miskitos aislados, y necesitaban ser;
rescatados. Fue el mensaje difundido y que milagrosamente fue;
captado por dos barcos con bandera británica-- uno de ellos es;
un portahelicóptero-- que navegaban en las aguas del Mar;
Caribe, en espera de poder colaborar con el gobierno de;
Nicaragua tras los desastres provocados por el huracán;
"Mitch".;


Los barcos británicos se pusieron a la orden para rescatar a;
los miskitos aislados, pero como siempre hay una piedra en la;
cual tropezarse, los helicópteros agonizan por combustible. A;
lo sumo tienen para ir al lugar del rescate. No para regresar.;


El pronóstico del tiempo no avizora nada bueno para esa región;
ni para los miskitos aislados. El cielo en esa zona está;
encapotado. Las nubosidades impiden la navegación aérea, y por;
ello, un helicóptero nica, y varios de los ingleses, tuvieron;
que suspender un vuelo de reconocimiento en los lugares;
inundados.;


SI HUBIERAN DECRETADO LA EMERGENCIA...;


Pero pese a toda la buena voluntad de los británicos, las;
leyes de Nicaragua les impiden penetrar a su territorio;
mientras no tengan un permiso de la Asamblea Nacional. La vida;
de los más de 700 miskitos está en juego, es fin de semana y;
los diputados regresan hasta el lunes. Entrar a Nicaragua, sin;
ese aval, es violar la soberanía nicaragüense.;


Toda esta historia fue comentada la tarde del viernes por una;
seńora miskita llamada María Rayburn, al vice presidente de la;
República Enrique Bolańos, quien hizo valer su investidura y;
ordenó a la Cancillería, se le permitiera a los barcos;
británicos entrar a las aguas nicaragüenses.;


Así, el Director de Soberanía y Asuntos Jurídicos;
Internacionales de la Cancillería, Julio Saborío Argüello,;
orientó al Ministerio de Defensa permitir el ingreso de las;
naves inglesas, "dado el carácter humanitario en que vienen, y;
dada la actual situación que se vive en Nicaragua". ;


"Dada la urgencia (rescatar a los miskitos aislados),;
consideramos que dicha solicitud de navegar sin el aval de la;
Asamblea Nacional, puede ser tramitada con posterioridad ante;
los diputados", dice un comunicado emitido ayer por la oficina;
de la Vicepresidencia de la República.;


Si las condiciones climáticas mejoran, la odisea de los;
pobladores miskitos aislados en Siksayari, podría terminar;
hoy. Los barcos británicos ya podrán navegar en el mar;
nicaragüense, y los helicópteros surcar el cielo.;


El Ejército nicaragüense les abastecerá de combustible, y;
dirigirán las labores de rescate. La Asamblea Nacional podrá;
no aprobar el permiso de navegación de los británicos, pero al;
menos las lluvias provocadas por el huracán Mitch, no cobrarán;
más víctimas. Al menos por ahora.