Sucesos

Y el infierno se les vino encima!

* Sobreviviente vio inmensa mole negra que lanzaba a los árboles * Sólo tuvo tiempo para voltearse, y empezó a ser arrastrado * Una nińa se le acurrucó, pero fue arrebatada por la corriente * Monjitas de El Crucero buscan huérfanos para albergarlos en su orfanato

— MARIO MAIRENA MARTINEZ —

Cuando eran las once de la mańana del viernes 30 de octubre,;
una inmensa nube negra bajó del volcán Casitas con una rapidez;
increíble, y con un sonido parecido al que hace un helicóptero;
que vuela bajito. Cristóbal López Acevedo sintió el golpe de;
agua, arena, piedras y árboles, pero hoy es uno de los pocos;
sobrevivientes de esa tragedia.;

;
A su persona se acurrucó una nińa de siete ańos de edad que lo;
acompańaba en el pastoreo de la mańana y ésta le fue;
arrebatada con violencia por la mole arrasadora que llegaría a;
disparar, de manera escalofriante, las cifras de muertes;
provocadas por los coletazos de agua del huracán "Mitch".;

;
Llora en el momento que nos manifiesta que lo que más le duele;
es no haberle dado cristiana sepultura a su madrecita, dońa;
Gertrudis López, de quien no ha sabido nada más que quedó bajo;
el lodo junto a todos sus familiares. "He quedado solo y no sé;
qué voy a hacer de ahora en adelante", manifiesta.;

;
A Cristóbal López Acevedo lo encontramos recuperándose en el;
Centro de Salud del poblado de Posoltega, hasta donde llegó;
casi arrastras después de haber salido del manto que envolvió;
a las comunidades "Rolando Rodríguez", "El Ojochal", "El;
Porvenir", "Narcisa" y "El Tololar No.1".;

;
SU CALCULO DE MUERTOS;

;
Este sobreviviente de la tragedia del Casitas no cree en;
ninguno de los cálculos hechos por el gobierno contra el que;
se muestra resentido por no haberle dado credibilidad a la;
alarma lanzada inmediatamente por la alcaldesa de Posoltega,;
Felícita Zeledón, quien exclamó que los muertos eran mil.;

;
"Este gobierno siempre cree que no pasa nada", manifiesta en;
una silla de ruedas que le facilitaron en el Centro de Salud,;
para comenzar a redondear una cifra que sobrepasa las;
estimaciones hechas hasta el momento, la que hizo en base a la;
cantidad de tomas de agua que habían en su comunidad.;

;
En la comunidad "Rolando Rodríguez" habían 120 pajas -calcula-;
póngale 10 personas por cada toma de agua y tendrá sólo en ese;
lugar 1 mil 200 personas, y si hablamos que también fueron;
afectadas las comarcas "El Porvenir", "Narcisa", "El Ojochal";
y "El Tololar No.1", la cantidad de muertos es inmensa.;

;
SOBRE LA VELOCIDAD DEL LODO;

;
Este hombre, cuya familia fue arrasada por el manto de lodo;
proveniente del Volcán Casitas, al calcular la velocidad que;
llevaba la tragedia que envolvió las comunidades mencionadas,;
dijo que la misma era tan rápida que después de escuchar el;
ruido, sólo le dio tiempo de voltearse para ser arrastrado.;

;
"Era una oscuridad la que vi venir. Los palos saltaban para;
arriba. Se miraba un montón de lodo que venía más rápido que;
una bala. Yo lo divisé de largo y cuando me di vuelta ya iba;
sobre la corriente de lodo de la que por obra de Dios pude;
salirme pero bien golpeado", relató.;

;
YA HABIAN SIDO ADVERTIDOS;

;
Dijo que sobre la peligrosidad que representaba el Volcán;
Casitas ya habían sido advertidos por especialistas que;
llegaban a hacer inspecciones al lugar. "Se nos decía que ese;
cerro era peligroso, pero usted sabe que nosotros los;
campesinos pobres no tenemos quién nos ayude y tenemos que;
estar donde podamos".;

;
Pese a esa peligrosidad que se balanceaba sobre ellos, expresó;
que esas tierras de las faldas del Volcán Casitas eran bien;
fértiles, aunque ahora no hay nada más que una capa de lodo de;
dos metros del que sale un olor pestilente, "porque allí está ;
muriendo gente y animales".;

;
Cuando dijo lo anterior, volvió a tomar una toalla para;
secarse las lágrimas y clamar que el gobierno haga todo lo;
posible para meter brigadas que aparten el lodo y se pueda;
salvar a personas de las que asegura, todavía lanzan quejidos;
y pedidos de auxilio desde el gran manto de lodo.;

;
MONJITAS EN BUSCA DE HUERFANOS ;

;
Salimos del Centro de Salud dejando en su interior a un hombre;
que no sabe para dónde va agarrar cuando le den de alta. En la;
calle nos topamos con varias monjitas de la orden "Siervas del;
Divino Rostro", las que pedían información sobre el paradero;
de nińos huérfanos para ayudarlos.;

;
Conversamos con la madre superiora Teresita Ortez Ortez, quien;
nos explicó que ellas tienen un hogar de nińos huérfanos en El;
Crucero y su tarea para ayudar en la tragedia, ha sido buscar;
en los distintos refugios a nińos, cuyos padres murieron en la;
gran tragedia provocada por el huracán "Mitch".;

;
"Nos venimos a poner a la orden, ya que en la actualidad;
tenemos 117 nińos que reciben atención en El Crucero",;
manifestó sor Teresita, quien ayer jueves buscaba un guía que;
la llevara lo más cerca posible de las comunidades afectadas;
por la avalancha de lodo.;

;
GRIETAS Y ARENA POR TODOS LADOS;

;
No abandonamos Posoltega sin antes hacer un recorrido por sus;
alrededores en los que sólo se pisa la arena que sepultó;
cultivos y se miran las grandes grietas que dejó el paso de;
las gigantescas corrientes de agua, las que arrastraron casas;
y arrebataron miles de vidas.;

;
El río Posoltega, el que todavía hace 10 días era un hilito de;
agua corriendo sobre un pequeńo cauce, hoy lo hace de forma;
dispersa y sobre una gran llanura de arena que quedó como;
ingrato recuerdo de la mayor tragedia que haya vivido toda esa;
zona del Occidente de nuestro país.;

;