Sucesos

Mata de un tiro a niña en cantina

* El homicida manipuló su revólver para amedrentar a dueña de taberna, porque ésta no le quiso vender cerveza

LAS MINAS, RAAN
Sólo cinco años pudo existir Senelia Jissel Zeledón, porque un irresponsable sujeto, identificado únicamente como Mindo Reyes, la mató de un disparo en el pecho, dentro de una cantina de Mulukukú, en el Caribe Norte.
La niña llegó a ese lugar de la mano de su mamá, Diana Maudy Zeledón, a visitar a su tía Carmen Zeledón, dueña de la cantina, cuando el tipo entró al sitio con cara de pocos amigos, se sentó una silla plástica y pidió una cerveza para apaciguar el “fuego” en su cuerpo, ya que desde horas antes se había embriagado.
Carmen, la propietaria de la taberna, por asuntos de horario se negó a venderle la bebida alcohólica al sujeto, por lo que éste se enojó mucho, y para amedrentar a la señora sacó un revólver, el que giraba con el dedo índice metido en el gatillo.
Eso llamó la atención a la niña, que se acercó de frente al pistolero.
De pronto el revólver se detonó y la bala impactó en el lado derecho del pecho de la pequeña, la que murió instantáneamente.
La madre y la tía, histéricas por lo ocurrido a la niña, la levantaron e intentaron llevarla al centro de salud, pero ya no había nada que hacer, la pequeña víctima no tenía signos vitales.
Al ver Mindo Reyes lo que había hecho, salió corriendo del lugar hasta desaparecer de Mulukukú, por lo que ahora se le busca para que responda por el delito de homicidio en perjuicio de una menor.