Sucesos

Espantosa muerte de tomador consuetudinario

* Se lanzó bajo las llantas de un camión, por lo que sufrió fracturas en costillas, tórax y abdomen

Róger Olivas

CHINANDEGA

Vigman Moisés Lagos Romero, de 37 años, habitante del barrio El Calvario, de esta ciudad, murió debido a múltiples fracturas en costillas, tórax y abdomen, después de que se lanzó bajo las llantas traseras del camión placa MT-06308, conducido por Octavio Martín Hernández, originario del municipio de Tipitapa.
El hecho ocurrió la noche del lunes último, cerca del puente El Guarumo, en la carretera hacia El Guasaule, cuando Hernández se dirigía hacia el Mercado de Mayoreo de Managua para entregar plátanos.
“Iba despacio, estaba pasando un reductor de velocidad, cuando de repente sentí un golpe atrás. Varios ayudantes que viajaban en el camión me gritaron al igual que el taxista que me hizo señas, por lo que me detuve, porque el hombre estaba debajo de las llantas traseras”, indicó el chofer.

Andaba mal de la cabeza
Edgard Salinas, quien vive cerca del lugar de los hechos, expresó que debido a la ingesta continua de licor, Lagos Romero deliraba.
Juana Lucía Montiel dijo que su hijastro, quien deja una hija en la orfandad, tenía veinte de días de ingerir licor, por lo que a su juicio estaba mal de la cabeza y buscó la muerte.