Sucesos

Parecía un juguete frente al ímpetu de la corriente


Un cabezal fue arrastrado por la corriente de un cauce por más de 300 metros. El salvadoreño Mario Antonio Rodríguez, de 51 años, quien conducía, y su acompañante, Wilder Oporta Pérez, de 26 años, iban por un camino que conduce a San Andrés de la Palanca, cerca del kilómetro 25 de la Carretera Nueva a León, cuando fueron sorprendidos por la corriente que los arrastró con todo y vehículo, como si éste fuese un juguete. OSCAR SANCHEZ/END