Sucesos

Dos muertos por una mazorca de cacao

* Un niño de doce años cortó la fruta en una finca ajena, el dueño reclamó y el hermano del menor mató de un tiro al hijo del finquero, quien junto a otro de sus hijos ultimó a filazos al papá del victimario de su retoño

Francisco Mendoza

MATAGALPA

Por una mazorca de cacao dos personas perdieron la vida a balazos y machetazos, y dos menores resultaron gravemente heridos en la comarca de Caño Sucio, municipio de Waslala, según informaron las autoridades policiales.
Las primeras investigaciones revelan que el doble crimen se registró cuando Juan Carlos Aguilar Molina, de 12 años, cortó una mazorca de cacao de la finca de José Elías Jarquín Delgadillo, luego se puso a pescar en el río Caño Sucio, hasta donde llegó el dueño de la propiedad para ordenarle al pequeño que se marchara del lugar, porque solo llegaba a cortar frutos.
En defensa de su hermano apareció Asmir Aguilar Molina, de 16 años, quien armado con un machete empezó a discutir con don José Jarquín, pero resultó herido en el brazo, por lo que salió corriendo para escapar del lugar, sin embargo, los hijos del finquero, Ernesto y Agustín Jarquín Zamora, de 19 y 21 años, respectivamente, lo siguieron.

La revancha
Al llegar a su casa, Asmir Aguilar sacó un arma de fuego y realizó tres disparos, uno de los cuales impactó en la tetilla izquierda de Ernesto Jarquín, quien murió inmediatamente.
Al oír los disparos, don José Daniel Aguilar Hernández, padre de Asmir Aguilar, salió a ver qué era lo que pasaba, pero fue atacado a machetazos por don José Elías y su hijo Agustín.
Después de acabar con la vida de don José Daniel, José Elías y su hijo Agustín dispararon contra el niño Juan Carlos Aguilar y uno de los proyectiles le impactó en la mano derecha, luego los pistoleros huyeron.
Un equipo de investigadores de la Policía Nacional en coordinación con el Ejército de Nicaragua están trabajando para tratar de encontrar a los presuntos autores del hecho sangriento, mientras los dos menores heridos fueron trasladados de emergencia al Hospital Regional “César Amador Molina”, donde están recibiendo atención médica.