Sucesos

Arden 10 mil quintales de maní y una casa


CHINANDEGA y ESTELÍ

Dos incendios ocurridos en una bodega de maní de exportación y en una casa, en Chinandega y Estelí, respectivamente, dejaron pérdidas cuantiosas.
El siniestro en la bodega fue provocado por las goteras que cayeron sobre sulfuro de aluminio, componente de la pastilla conocida como Fosfina, que es utilizada para proteger de ratas la bodega de maní 2-A propiedad de la Empresa Comercializadora de Maní, Comasa, ubicada en el kilómetro 110 de la carretera Chinandega-León. Ahí se quemaron 10 mil quintales de maní para exportación.
En la bodega había 39 mil quintales de maní que estaban cubiertos por carpas plásticas, las que tomaron fuego por la reacción química entre el agua y el sulfuro de aluminio.
Las pérdidas no han sido cuantificadas, pero lo que sí se sabe es que el siniestro inició a la 1:30 de la tarde del miércoles último y fue sofocado a las 5:40 de la tarde de ese mismo día, con apoyo de bomberos voluntarios y federados de Chinandega, personal del Ingenio San Antonio, León, Puerto Corinto y Chichigalpa.
En Estelí una mala conexión eléctrica ubicada a lo interno de una humilde vivienda, provocó un cortocircuito y un incendio que la redujo a cenizas.
El hecho ocurrió en el Anexo al barrio Veintinueve de Octubre, de esta ciudad, donde María Lazo Flores tenía su casa, la cual era alquilada por Claudia María Zavala García, quien no se encontraba en el inmueble al momento del incendio porque andaba vendiendo comida en la tabacalera.
Extraoficialmente se conoció que Zavala recibía energía eléctrica para la casa que alquilaba mediante una improvisada conexión ilegal desde una vivienda vecina.
De acuerdo a cuantificaciones preliminares realizadas por los bomberos profesionales, las pérdidas materiales ascienden a unos 30 mil córdobas.