Sucesos

Macabro hallazgo de dos esqueletos

* El primer cadáver es el de una mujer que fue desnudada, atada de pies y manos, y luego apuñalada * Concejal sandinista cree que se trata de su sobrina, pero no quiso adelantar criterios * El otro cuerpo tenía en el cuello la faja con la cual lo asfixiaron

En diferentes lugares, pero en avanzado estado de descomposición, fueron encontrados los cuerpos de un hombre y una mujer que fueron asesinados en Tipitapa.
El primer cuerpo, el de la mujer, presentaba dos puñaladas en uno de los costados, estaba atado de pies y manos, fue encontrado a mil metros de distancia del kilómetro 20 de la Carretera Panamericana Norte.
Estaba casi desnudo y aún tenía restos de piel y órganos, pero de la cabeza sólo quedó la calavera, porque las aves de rapiña y otros animales habían arrasado con todo.
El macabro hallazgo lo hizo José Toribio López, habitante de la zona, quien indicó a las autoridades que diariamente pasa por el lugar para llevar al ganado a la playa, pero no había visto ni sentido tufo alguno hasta el día de ayer.

Zopilotes dan “la campanada”
“Encontré el cuerpo a eso de las diez de la mañana, cuando miré que un grupo de zopilotes bajaban al lugar. Fue difícil ingresar porque es un área con muchos árboles de espina y ni las vacas pasan por ahí”, señaló López.
Peritos policiales se hicieron presentes al lugar y confirmaron que la occisa tenía dos orificios en el costado izquierdo que se presumen sean puñaladas. Las manos estaban atadas con un pedazo de tela negra y los pies con roja.
En ninguna parte se encontró la camisa de la infortunada, solamente un pantalón jeans negro que estaba debajo de su cabeza como almohada.
Al lugar del hallazgo del cuerpo se hizo presente la concejal sandinista de la alcaldía de Tipitapa, Leonor Montenegro, quien cree que se pueda tratar de su sobrina, Yissa Rodríguez González, quien desapareció desde hace seis meses, cuando se dirigía a su trabajo en un club nocturno de la capital.

Irreconocible
“Voy a esperar el dictamen del Instituto de Medicina Legal, porque ella (el cadáver) tiene algunas características similares a mi sobrina, pero su rostro está irreconocible, así que no vamos a sacar conclusiones apresuradas”, indicó Montenegro.
Asimismo, refirió que su sobrina nunca se marcharía sin avisar, porque tiene una niña con discapacidades y trabajaba incansablemente para comprarle los tratamientos.
“Nos había comentado que iba a cambiar de trabajo, porque le habían ofrecido una mejor oportunidad en Guatemala, pero jamás abandonaría a su hija”, apuntó la concejal.

Un mordisco
Montenegro dijo que la desaparecida tiene la cicatriz de un mordisco en una de las piernas, pero por el estado en que se encontraba el cadáver hallado ayer, no pudo apreciar nada.
El cuerpo de la mujer fue trasladado al IML para comprobar si se trata de González o no.
El otro cadáver putrefacto, correspondiente a un hombre de unos 40 años, fue encontrado cerca del empalme de San Benito, a orillas de una quebrada, con una faja alrededor del cuello.
Guadalupe Obando, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial de Tipitapa, indicó que inicialmente creían que era un suicidio, pero posteriormente constataron que se trataba de un homicidio, porque la jefatura de Esquipulas, Matagalpa, reportó desde hace un mes la desaparición de ciudadano que coincidentemente tiene las mismas características del fallecido que encontraron en la quebrada.
La Policía investiga el móvil de los dos crímenes.