Sucesos

Un cadáver decapitado

* Estaba en completo estado de descomposición al momento de ser encontrado, en un camino comarcal de Jinotega

Silvia González

JINOTEGA

En completo estado de descomposición, con la cabeza cortada de tajo y el resto del cuerpo hecho “picadillo”, fue encontrado el cadáver de un hombre en la comarca Kaisiwas, municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, informó la jefa de la Secretaría Técnica de la Policía de Jinotega, suboficial Lilliam Chavarría.
Según la suboficial, el macabro hallazgo ocurrió el pasado 26 de abril, en un camino de montaña, cuando los campesinos Uriel Sánchez, de 26 años, Ángel Jirón, de 24, y Crescencio Sánchez, de 50, respectivamente, iban a trabajar y sintieron un fuerte hedor, notaron aves de rapiña sobrevolando el lugar, se acercaron y vieron el cadáver semienterrado.

Numerosos machetazos
Tras las primeras investigaciones se determinó que la víctima presentaba múltiples machetazos en el cuerpo y rostro. Sin embargo, aún no se ha determinado la identidad, ya que el cuerpo estaba en estado de descomposición.
“Ningún vecino del lugar puede decir nada, nadie vio nada, no tenemos testigos, y no hemos podido localizar a ningún familiar del fallecido, nadie conoce a su familia, por lo que tampoco hay denuncia”, dijo la suboficial.
Agregó que la zona es bastante recóndita y por esa razón no han establecido comunicación con un grupo operativo que de oficio se dirigió al lugar del suceso, pero claramente es un asesinato atroz y con esa tipificación lo van a remitir a las autoridades correspondientes.
“Un equipo operativo se encuentra en la zona para hacer las indagaciones y determinar la identidad de la víctima, al igual que la de los que le asesinaron”, dijo.