Sucesos

Allanan deshuesadero de motos

* Policía encuentra 30 motos y un cuadriciclo, pero algunos de los vehículos eran sólo el “cacaste” de lo que fueron

Autoridades de la Dirección de Investigaciones Económicas, DIE, de la Policía, y la Dirección General de Ingresos, DGI, allanaron la tarde de ayer un taller de motocicletas, ubicado en el barrio Campo Bruce, porque presumen que en el mismo había motos robadas.
La Policía requisó al menos 30 motos que estaban en el lugar, y un cuadriciclo que fue trasladado a las instalaciones del Edificio “Justo Rufino Garay”, en Plaza El Sol.
En el taller había motocicletas de diferentes marcas, estilos y capacidades. Algunas estaban desarmadas, otras completas, y, en algunos casos, se podían observar sólo los “cacastes”.
“Estamos desarrollando un plan contra el robo y el hurto de motocicletas, y se está realizando en conjunto con la DGI para ver la situación legal de estos talleres. Estamos revisando todas las motocicletas que en su mayoría están desmanteladas, y el señor Manuel Martínez Zamora, propietario del taller, no da ninguna explicación en relación con las motos que le vienen a dar a reparar”, explicó el comisionado Francisco Sánchez, jefe del Departamento de Vehículos de la DIE.

Motos robadas
El comisionado Sánchez dijo que los operativos llegarán donde haya talleres ilegales, y que acopien motos robadas, porque sólo en el primer trimestre de este año han recibido 176 denuncias.
“Vamos a revisar nuestro sistema para ver si las motos circuladas coinciden con algunas de las que están aquí”, aseveró el jefe policial.
Jazmina Martínez dijo que en el lugar no había motos robadas, y que si su hermano, el dueño del taller, no tenía los documentos de algunas, es porque sus propietarios no los dejaron.
Álvaro Rojas, auditor de fiscalización operativa de la DGI, dijo que el taller tenía unos cinco años de no pagar impuestos a la institución y operaba ilegalmente.
“No estaba inscrito, y prácticamente estaba funcionando de manera clandestina, no sabemos cuánto ha evadido en impuestos, porque tenemos que hacer un promedio con base en los ingresos del negocio, esto implica que se le aplique una multa, y el monto de ésta dependerá también de las ganancias que obtenía”, explicó.