Sucesos

Secuestro y asesinato quedaron impunes

* Fiscalía dice que Tribunal de Jurado estaba “ciego” y “renco”, porque no vio las pruebas y uno de sus miembros se ausentó sin explicación alguna

Ernesto García

Un tribunal de jurado dejó sin castigo el secuestro y posterior asesinato de Ignacio Pérez Rojas, de 32 años, quien fue ejecutado de siete impactos de bala hace dos meses, en la carretera Villa El Carmen-San Rafael del Sur.
Antes de que fueran leídos los veredictos, el juez Cuarto Distrito Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, “sermoneó” a los familiares de la víctima y los acusados, para que asumieran con serenidad lo dispuesto por el tribunal de jurado.
Los miembros del jurado favorecieron con veredictos de no culpabilidad a Marlon Santos Rivas, Gilbert Rivas, Edwin Sandoval Rivas y Óscar Ruiz Pozo.
Uno de los elementos que favoreció a los señalados fue la ausencia de uno de los testigos claves y de un miembro propietario del Tribunal de Jurado, pese a que el judicial los mandó a buscar con la Policía.

Con las manos manchadas de pólvora
Pese a que la Fiscalía dijo que Gilbert Rivas Andino fue el que remató de cinco impactos de bala a la víctima, la Policía no encontró en sus manos residuos de pólvora cuando le hicieron la prueba de productos nitrados, elemento que el jurado tomó en cuenta para sobreseerlo.
La fiscal auxiliar Catalina Hernández reaccionó sorprendida por la decisión del tribunal de jurado, por considerar que el Ministerio Público aportó todas las pruebas necesarias para establecer la culpabilidad de los acusados.
Hernández señaló que la Fiscalía demostró en juicio que la Policía halló residuos de pólvora en la mano izquierda de Marlon Santos Rivas, quien habría disparado dos veces a la íctima cuando le pedía clemencia, sin embargo, para los miembros del Tribunal, eso no constituye prueba.