Sucesos

Extraño suicidio de joven chinandegano


Róger Olivas

CHINANDEGA

Razones desconocidas condujeron a Raúl Alberto Ramírez Martínez, de 24 años, originario del barrio El Divino Niño, de Chinandega, a ahorcarse con el cable de una plancha eléctrica.
Jésica Zapata Martínez relató que a las siete de la noche del domingo, su hermano se encerró, y a las siete y media de la mañana del lunes, su padre, Edmundo Ramírez, al ver que el joven no se levantaba, forzó la puerta para entrar y encontró a Raúl Alberto sin vida, en el piso.
Dijo que Ramírez Martínez no era comunicativo, por lo que no había expresado a sus familiares problemas que lo aquejaran.
El dictamen del forense reveló que el chinandegano se fracturó la tráquea, lo que le provocó asfixia.
Manuel Mendoza se mostró sorprendido por la muerte de su amigo, de quien nunca se esperó un suicidio.