Sucesos

Conductor borracho los lleva a la muerte


Pagar 10 córdobas a un amigo para que los llevara a su vivienda les costó la vida a dos adolescentes, quienes no previeron que el conductor de la camioneta donde se transportarían iba ebrio.
Los adolescentes Darwing Javier Vado Castellón y Alexander Javier Membreño Moreno, de 15 y 17 años, respectivamente, murieron al volcarse la camioneta donde se trasladaban, después de disfrutar momentos de diversión en la discoteca Monza, en Carretera a Masaya.
Los chavalos salieron de su casa de habitación, en el barrio “Francisco Meza”, a eso de las ocho de la noche del pasado sábado, y a las dos de la madrugada de ayer decidieron regresar a sus viviendas. En el lugar se encontraron con un vecino de nombre Roberto Martín Mayorga, de 24 años, quien “fachenteaba” en la camioneta azul, Toyota, placas M 143490, la cual tomó sin permiso luego que el automotor fue dado a reparar en el taller donde labora su padre, Martín Mayorga.
“Ellos le pagaron 10 córdobas al conductor de la camioneta, pero no se fijaron que iba borracho. Me dijeron que iba haciendo zigzag en la calle, y cuando pasaba por el sector de Metrocentro se volcó”, aseveró Justina Margarita Grío Blanco, de 36 años y cuñada de Darwing Vado.
Alexander Membreño se desnucó cuando fue arrastrado por la camioneta, mientras que Darwing Vado quedó con la masa encefálica expuesta en el pavimento. Según familiares del primero, también viajaban dos jóvenes más en la tina de la camioneta, y una adolescente en la parte delantera, pero sólo resultaron con algunas lesiones.
“Esto es para que castiguen al conductor de la camioneta, porque andaba tomado. No es justo que lo vayan a dejar a libre, nos dijeron que los muchachos venían dormidos en la tina, y por eso no pudieron reaccionar al momento del volcón”, dijo doña Luisa Hernández Berríos, de 53 años y abuela de Alexander.
La Policía de Tránsito del Distrito Cuatro se presentó a realizar las investigaciones del caso, mientras el conductor de la camioneta está recuperándose de algunas lesiones en el Hospital “Roberto Calderón”, pero al salir tendrá que responder por lo ocurrido.