Sucesos

Exhuman a bebé para saber de qué murió

* Según la familia paterna se ahogó, pero la materna desconfía de dicha versión

La familia materna de Ezequiel David Idiaquez Rivas, quien falleció el pasado 31 de diciembre, tras supuestamente ahogarse en la piscina de la casa de su padre, logró que el cuerpecito del niño fuese exhumado porque no creen en esa versión.
Al momento de su muerte, el niño de 14 meses se encontraba a cargo de su abuela paterna, Carmen Idiaquez, quien en su momento explicó que la tragedia ocurrió en un descuido, cuando el menor aprovechó para ir a abrir el portón que separa la casa del patio trasero, donde se encuentra la piscina.
Idiaquez relató aquel día fatal, que los padres del menor, Grethel Rivas Silva y Erick Idiaquez se habían marchado un día antes a Estados Unidos, versión que hoy desmiente la tía-abuela materna, Lloyda Silva, quien señaló que su sobrina tiene dos años de estar en Norteamérica, tiempo durante el cual no ha visitado Nicaragua porque tiene vencidos sus papeles.

¿Por qué tenía sangre?
Por el contrario, el papá viaja continuamente, porque allá tiene una esposa y dos hijos, situación que Grethel Rivas Silva conoció hasta que ya estaba embarazada, por lo que decidió terminar con la relación, explicó doña Lloyda.
“Ella tuvo al niño y cuando tenía un año, lo mandó a Nicaragua mientras ella estudiaba inglés, el papá estuvo de acuerdo y también accedió a que el pequeño estuviera una semana con nosotros y otra con su abuela paterna, y fue en esos días que Ezequiel murió”, agregó Lloyda Silva.
De igual manera, señaló que desde que el menor murió, lucharon para que lo exhumaran porque durante la vela vieron que la camisita del niño estaba llena de sangre y al tocarlo sintieron que tenía gasas dentro del cuerpo.
“Le pedí explicaciones a Erick y él me dijo que así se lo habían entregado en Medicina Legal, no hice preguntas, solo decidí cambiarle la camisita al niño, pero no se la quité, sino que le puse otra encima de la que ya andaba puesta”, añadió doña Lloyda.
La inquietud de la tía-abuela la llevó a investigar y conoció que el menor no había sido trasladado al Instituto de Medicina Legal como aseguraba Idiaquez, por lo que decidió interponer denuncia ante las autoridades fiscales y pedir la exhumación, porque cree que hay algo oculto.
Tras cuatro meses de espera, el cuerpo del niño fue exhumado ayer en el Cementerio Oriental de Managua, y aunque Silva alega que no está acusando a nadie, será hasta dentro de 48 horas que el Instituto de Medicina Legal emitirá un informe preliminar sobre la causa de la muerte del pequeño Ezequiel Idiaquez.