Sucesos

Madre ebria no impide violación de hijo

* Niño dijo a las autoridades que su mamá no le escuchó cuando pedía auxilio porque estaba tomada de licor * Pervertido abusó de la criatura dos veces en una misma noche * Jueza manda a juicio a degenerado para el próximo mes de mayo

El estado de embriaguez en que se encontraba la mujer de iniciales Y.M.Z.A, no le permitió darse cuenta de que su hijo de 11 años, era mancillado por Mario Aguilera López, de 38.
La escabrosa historia aconteció hace dos semanas en un barrio del Distrito IV de Managua, según la acusación presentada por la Fiscalía en el Juzgado Cuarto Distrito Penal de Audiencia de la capital.
Los bochornosos hechos ocurrieron entre la noche del 28 de marzo del año en curso y el amanecer del día siguiente, cuando Aguilera, a quien le daban posada en la casa de la víctima, se introdujo de forma violeta al cuarto del niño.
Atado y abusado
Una vez en la habitación, Aguilera le tapó la boca y lo ató de las manos con un mecate, y cuando el niño le preguntó qué hacía en su cuarto, el depravado le respondió: “Te voy a violar”, refiere el escrito acusatorio.
Luego de consumado el abominable hecho, el acusado de violación agravada amenazó a la criatura, diciéndole que si lo delataba con su mamá volvería a mancillarlo.
Una vez que Aguilera salió del cuarto, el niño logró quitarse las ataduras y llamó a su mamá para contarle lo sucedido, pero como ella estaba borracha no escuchó los gritos de su hijo.
Amenaza cumplida
Tras escuchar que el niño había llamado a su mamá para delatarlo, Mario Aguilera se dirigió nuevamente a la habitación del infante para cumplir su amenaza.
Como sucedió durante la primera violación, Aguilera amaró de las manos al infante y procedió a mancillarlo, pero esta vez se quedó a dormir en la cama con la víctima hasta el amanecer del 29 de marzo.
Durante la audiencia inicial, la jueza Cuarto Distrito Penal de Audiencia, Martha Lorena Martínez, le mantuvo la prisión preventiva al acusado y lo remitió a juicio oral y público para el próximo 18 de mayo.