Sucesos

“El Vizco mata a enemigo por viejas rencillas

* Padre de la víctima se queja de indolencia policial y de supuesta negligencia médica.

María Mercedes Urroz

Indignados y deshechos están los familiares de Juan Antonio Solórzano Oporta, de 23 años, quien pereció de una estocada que recibió en el pecho que le perforó el corazón.
Augusto José Solórzano, padre de la víctima manifestó que la muerte de su hijo se hubiese evitado si la Policía de la Segunda Delegación fuera efectiva, ya que su vástago fue lesionado de gravedad en octubre del año pasado por un hermano de Claudio Sánchez Beteta, de 32 años, alias “El Vizco”, quien la noche del domingo mató a su vástago.
“El 19 de octubre de 2009 mi hijo fue macheteado por Yáder Bustillo Beteta, alias “Cuca”, hermano de quien el domingo mató a mi hijo, lo denunciamos en su momento y ahora que hablé con la jefa de Auxilio Judicial me dijo muy fresca que no recordaba mi caso y si quiero que me queje en Asuntos Internos”, afirmó Solórzano.
Marvin Espinoza Solórzano, primo de Juan Antonio, fue testigo de cómo Claudio Sánchez Beteta, le enterró un objeto cortopunzante en el corazón a su pariente.
“Amenazó ‘El Vizco’ a mi sobrino, diciéndole ‘voy a salir y cuando lo haga te voy a dejar c… por una sonda”, relató el padre de la víctima, agregando “que no es posible que los criminales maten y sigan como si nada”,
Herido de muerte Juan Antonio Solórzano Oporta, fue trasladado al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde asegura el papá de la víctima la atención fue deficiente y por eso su hijo falleció.
“Yo le dije que ya lo miraba morado que por favor hicieran algo por él, pero que va, una mujer que creo era la responsable de emergencia después de mucho rato así como si nada me manifestó que no iba a engañarme, que mi hijo ya estaba muerto”, recordó Solórzano.
Asimismo declaró que el joven que le hizo una radiografía le aseguró que la herida que tenía su hijo en el pecho no era profunda. Agregando “Cómo es posible que no se hayan dado cuenta que estaba ahogándose en su sangre”.
El presunto autor del crimen fue capturado por vecinos del barrio Santa Ana. Las autoridades policiales todavía no han determinado el móvil del crimen, pero se sospecha que fue por una vieja enemistad.