Sucesos

Ejecutado sin piedad

* Víctima pidió misericordia de rodillas, pero asesinos lo acribillaron de siete balazos

Ernesto García

Ignacio Pérez Rojas quien se ganaba la vida reparando teléfonos celulares se arrodilló ante sus verdugos pidiendo clemencia en medio de las penumbras, pero no hubo piedad y por el contrario recibió dos impactos de bala en el tórax y cinco en la espalda.
Esto es lo que sucedió la noche del pasado jueves a la altura del kilómetro 36 de la carretera que conduce hacia Villa El Carmen, donde fue encontrado boca abajo el cadáver de Rojas, según la Fiscalía.
En la acusación del Ministerio Público, se establece que Marlon Santos Rivas le disparó dos veces al tórax a Rojas pasándole después la pistola a Gilbert Rivas Andino, quien lo remató disparándole cinco veces más.
Por el secuestro y posterior asesinato de Rojas, el juez Javier Solís les impuso a Marlon Santos, Gilbert Rivas, Edwin Sandoval Rivas y Oscar Ruiz Pozo, la prisión preventiva.
La Fiscalía cuenta con los testimonios de un amigo de la víctima, quien presenció cuando Rojas fue secuestrado y el relato del vigilante del parqueo del Mercado Oriental, donde la noche del crimen los acusados guardaron la camioneta Ford, negra, placas 138-491, donde se llevaron a la víctima.
En la acusación no se establece el posible móvil del secuestro y posterior crimen, mientras los familiares de la víctima, dan la versión que el asesinato haya sido por una deuda de 10 mil córdobas.
Este es el hijo p… que buscábamos
El amigo de Rojas quien presenció el secuestro, dijo que los supuestos criminales se dirigieron hasta donde estaba Rojas, procediendo Marlon Santos a bajar de la camioneta tomándolo del cuello y apuntándole con una pistola, mientras repetía: “Este es el hijo p… que andábamos buscando”.
Como Rojas se opuso al secuestro de la camioneta bajaron Edwin Sandoval y Gilbert Rivas, quien a punta de golpes ayudaron a subirlo al vehículo, según el testigo.
El otro testigo de cargo con que cuenta el Ministerio Público, refiere que la noche del pasado jueves llevó a guardar la camioneta a ese estacionamiento Oscar Ruiz Pozo, en compañía de los otros tres acusados.
Durante la maratónica audiencia preliminar los abogados defensores, Roberto Cruz y Bismark Quezada, expresaron que la acusación del Ministerio Público no cumplía con lo establecido en el Código Procesal Penal para ser admitida.
“Esta acusación no prueba nada, ni indica nada que mi representado haya tenido que ver algo con el crimen”, expresó el abogado Roberto Cruz, defensor de Marlon Santos Rivas.
La audiencia inicial para los cuatro acusados se realizará el próximo 2 de marzo, según lo dispuesto por el juez Solís.