Sucesos

Nica perece calcinado en Costa Rica

* Joven víctima quedó atrapado entre las llamas cuando rescataba a una niña y a señora con las que compartía la misma casa

El joven nicaragüense Harry José Dávila, de 25 años, murió calcinado a la medianoche del domingo, en un supremo acto de nobleza, cuando supuestamente auxiliaba de las llamas a una señora y una niña que vivían en la misma casa que habitaba en el asentamiento “Los Gemelos”, en Cartago, Costa Rica.
El siniestro que acabó con la vida del joven de 25 años comenzó a la medianoche del domingo, también arrasó con 14 casas habitadas en su mayoría por familias de emigrantes nicaragüenses.
El incendio comenzó a cinco casas de la vivienda que habitaba el nicaragüense, pero como se propagó de forma rápida, el joven obrero no tuvo tiempo de salir de su vivienda.
Silvio Dávila, padre del infortunado, dijo que su hijo se encontraba descansando en el cuarto que habitaba, cuando vio que había llamas en la casa, se levantó y procedió a dar auxilio a la dueña de la vivienda identificada sólo como “Elia” y a su hija, pero que cuando quiso salir le cayó uno de los ventanales, y no pudo salir”.
Por su parte, Rosario Dávila, tía del fallecido indicó que la dueña de la casa donde vivía su sobrino negó algún vínculo con él, para deslindar cualquier tipo de responsabilidad. “Ahora dicen que llegó ayudar a salvar gente, pero que nunca lo habían visto por el lugar” señaló.
Asimismo expresó que miembros de Ingeniería de Bomberos de Cartago no pudieron hacer nada para salvar a su sobrino, porque cuando iban a apagar el fuego se les terminó el agua y tuvieron que ir a buscar cómo reabastecerse por lo que el cuerpo de Dávila fue lo último que sacaron de los escombros.
“Mi sobrino tenía dos años de trabajar como ayudante de albañilería allá, vivía allí porque hay muchos nicaragüenses que alquilan casas, estaba ahorrando para venir en agosto a las fiestas, pero por razones que aún desconocemos está muerto” concluyó su tía Rosario Dávila.
Por indicaciones de médicos forenses costarricenses el cadáver de Harry Dávila, fue entregado en una caja sellada envuelta en un material aislante por el nivel de quemaduras que presentaba.
Los familiares piden justicia en este caso, mientras en Costa Rica las autoridades indicaron Al Diario Extra de ese país que el incendio se debió a un cortocircuito en una lámpara
El siniestro se propagó de manera rápida debido a la pequeña infraestructura de la vivienda donde comenzó el incendio.