Sucesos

Policía achaca golpiza a homosexual


Silvia González

JINOTEGA
Asuntos internos de la Policía Nacional investiga la denuncia que familiares de Wilfredo Díaz Pastora interpusieron en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, de Estelí, contra la Policía del municipio La Concordia, pero de antemano aclararon que ningún uniformado lo propinó golpiza alguna, como denunció su familia.
Díaz Pastora fue operado en el Hospital “Victoria Mota”, en Jinotega, y de acuerdo con el dictamen del médico Andrés Altamirano, al paciente se le realizó una toracotomía cerrada derecha, pero no tenía ni una sola costilla fracturada.
El teniente Bricio Lumbí, jefe de Asuntos Internos de la Policía de Jinotega, dijo que Díaz fue detenido el 14 de febrero por alteración al orden público, cuando se encontraba en un chinamo de la plaza.
El oficial señaló que a la hora de la detención, Díaz ya presentaba golpes en el rostro, pero como no eran graves, ni siquiera ameritó traslado hacia el centro de salud de La Concordia.
“Lo que sabemos y así lo atestiguó Miguel Antonio Molina Palacios, de 23 años, quien es homosexual, es que Díaz Pastora lo estaba acosando sexualmente y de forma abusiva lo estaba tocando, por lo que él lo lanzó contra unas sillas, momento en el que Wilfredo se golpeó el abdomen contra uno de los tubos que sostenía un toldo”, explicó Lumbí.
También cuentan con la testimonial de Óscar Danilo Castro y Ronald Francisco Benavente, quienes presenciaron el momento en el que Díaz presuntamente acosaba al homosexual.
Sin embargo, continuarán con las investigaciones y muestra de ello es que están tratando de ubicar a un hombre originario de Yalí, quien el día de los hechos estaba detenido en la misma celda con Wilfredo Díaz Pastora.