Sucesos

Breves Judiciales


Ernesto García

Liberan al que mató a heroica mujer
Sin castigo podría quedar el homicidio imprudente del cual fue víctima la señora Claudia Patricia Ramírez Velásquez, de 44 años, quien fue arrollada el pasado sábado, después de que heroicamente apartó del camino de un chofer homicida a dos niños. La acusación contra el homicida fue rechazada porque no tenía “ni pies ni cabeza”, según el criterio del juez Séptimo de Distrito Penal de Audiencia, Abelardo Alvir Ramos.
“A esto ni siquiera se le puede llamar libelo acusatorio”, manifestó el judicial, quien acto seguido se preguntó en voz alta: ¿Dónde está el croquis del accidente? “Yo no soy Mandraque (el mago) para saber qué dice el croquis y el acta de inspección”, acotó.
Fiscalía pidió la corrección de los errores, pero el juez rechazó la solicitud porque era como volver a hacer la acusación. El judicial además ordenó la libertad de Eradio José Mayorga, quien arrolló de forma mortal a Ramírez con el microbús placa estatal ME 0318, propiedad de la Dirección General de Ingresos, DGI.
Prisión contra los que balearon a antimotín
Casi de manera simultánea, el Juez Séptimo Penal de Audiencia, Abelardo Alvir, y la jueza Segundo Penal de Adolescentes, Niroslava Calero Chamorro, impusieron la prisión preventiva para cuatro de los seis implicados en el robo agravado y homicidio frustrado perpetrado el pasado jueves contra el policía antimotín Jorge Luis Gutiérrez Zelaya.
En el Juzgado de Adolescentes, la jueza Calero le impuso la prisión preventiva a los menores de iniciales W.J.H.S, H.J.M.S y J.H.C, mientras el juez Ramos hacía lo mismo con Byron Guillén, a quien le programó audiencia inicial para el próximo 16 de febrero a las 10 de la mañana.
Los tres menores junto a Guillén, Lesly Ramón Solís, de 22 años, quien convalece en el Hospital “Lenín Fonseca”, y un sexto sujeto, son los que atacaron al oficial de la Dirección de Operaciones Especiales, DOEP, según la acusación de la Fiscalía. Como resultado de la agresión cuyo móvil fue el robo, el agente del orden público que ese día estaba libre, recibió un impacto de bala en el rostro y otro en una rodilla.
Según la acusación, el menor de iniciales W.J. H.S fue quien le disparó al rostro a Gutiérrez cuando estaba en suelo e intentaba evitar una pedrada que le fue lanzada por otro de los agresores. En medio del forcejo que se produjo entre el antimotín y los seis presuntos delincuentes, fue despojado por sus atacantes de dos pistolas que portaba. De acuerdo con el libelo acusatorio, Guillén se unió a los adolescentes cuando miró que el policía los estaba venciendo en el forcejeo. En el caso de Lesly Ramón Solís, quien todavía se recupera de las heridas de balas que sufrió, el juez Ramos suspendió los términos de ley hasta que pueda asistir a la correspondiente audiencia.
Fue pasada de cuentas
María Mercedes Urroz
Se presume que la muerte de Jen Antonio Sánchez Betanco, de 20 años, fue una “pasada de cuentas”.
Una fuente policial informó que el muchacho pertenecía a la pandilla “Los Pica” y tenía una causa pendiente en los juzgados, pero el juez de la causa le decretó el arresto domiciliar.
“Estamos investigando, pero algunos testigos identifican a “Vaca” o “Vaquita” como unos de los participantes en el homicidio, pero también señalan a Jimmy Pavón. Aún no tenemos a nadie capturado, pero estamos trabajando en ello”, recalcó la fuente policial.
Asimismo, recordó que los señalados tienen antecedentes por expendio de drogas y asaltos.

Una hipótesis
La misma fuente reveló que hace una semana Sánchez Betanco se introdujo a robar a la casa de Romi Pavón, hermana de Jimmy Pavón, por lo que la Policía investiga si el móvil del crimen está relacionado con este hecho.
“Creemos que el asunto se dio porque Jen se metió a robar a la casa de la hermana de Jimmy y esto provocó que se diera una venganza, pero todavía estamos investigando”, reiteró la fuente policial.